local.cibeles.net

Viajes

Goa,el estado más pequeño de India, con aroma portugués

Este diminuto estado de la costa de Konkan cubre 3.702 kilómetros cuadrados y lo componen sólo dos distritos, North Goa y South Goa. Se trata de una pequeña región que se escapa, en muchos detalles, de la India que conocemos y de la que hemos oído hablar. Visitarla se traduce en la experimentación de un sinfín de sensaciones, que nos transportarán a un mundo lleno de sorpresas.
Ampliar
Este diminuto estado de la costa de Konkan cubre 3.702 kilómetros cuadrados y lo componen sólo dos distritos, North Goa y South Goa. Se trata de una pequeña región que se escapa, en muchos detalles, de la India que conocemos y de la que hemos oído hablar. Visitarla se traduce en la experimentación de un sinfín de sensaciones, que nos transportarán a un mundo lleno de sorpresas.
Por Paz Romanillos
x
promanillosgacetaslocalescom/11/11/26
miércoles 08 de mayo de 2019, 11:22h
La belleza de sus playas, su gran diversidad natural y el hecho de que sea una de las regiones más ricas de la India, ha convertido a la región de Goa en un atractivo destino turístico, visitado por miles de turistas cada año.También es, quizás, el destino idóneo como primera toma de contacto con el maravilloso país que es la India, en especial para gente poco curtida en viajes en los que las imágenes de extrema pobreza y 'modus vivendi' resultan impactantes.

  • A la izquierda, el edificio más relevante en Panaji, la iglesia de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción, con su gran escalinata, que se abre a Largo da Igreja, la plaza principal de la ciudad.


  • Uno de los pocos edificios coloniales que quedan en Old Goa, la antigua capital.


  • Goa es muy conocido por sus playas desde los años 60, cuando atrajeron, por su belleza y espiritualidad, al movimiento hippy.La playa de Calangute, una de las más populares.


  • La playa de Dona Paula, que destaca por su tranquilidad y sus resorts de lujo.


  • Imagen de la playa de Colva, las más largas de la región, de aguas cristalinas y bordeadas de palmeras.


  • Una vaca reposa sobre las arenas de las playas de Anjuna.


  • Los ríos navegables de Goa son un importante medio de transporte para la población. Los visitantes pueden disfrutar de sus hermosos paisajes a través de cruceros organizados. La mayoría de ellos parten del embarcadero situado al pie del puente Mandovi, en Panaji.


  • La riqueza paisajística de Goa es reconocida de manera internacional.


  • Además del turismo, el arroz, el bambú y la teka son origen de la riqueza de la región.


  • El Shri Mahalsa Temple, en el que se puede apreciar la fusión de la arquitectura hindú con la barroca.


  • La Basílica de Bom Jesús, en Old Goa, objeto de veneración de los católicos de todo el mundo.


  • Iglesia de San Francisco de Asís.

Ampliar

La singular cultura de Goa es el resultado de un pasado colonial que inició Alfonso de Alburquerque, en 1510, al establecer aquí un pequeño, pero poderoso asentamiento portugués. Goa pasó a formar parte de la Unión India en 1961, pero los 400 años de gobierno portugués pueden percibirse todavía en la ropa, lengua, religión y cocina de sus gentes, además de en su música, que fusiona el fado con los alegres ritmos de las canciones folclóricas kokani locales.

Goa es hoy uno de los destinos vacacionales más populares del país, gracias a sus idílicas playas –tiene una línea de costa de 106 kilómetros–, verdes arrozales, plantaciones de cocoteros y sus aldeas salpicadas de iglesias encaladas y mansiones coloniales.

Los ríos más importantes son el Mandovi, Zuari, Terekhol, Chapora o Betul, entre otros, llegando a tener esta región un total de 253 kilómetros navegables. Además, alberga los templos hinduistas de los alrededores de Ponda, erigidos entre los siglos XV y XVIII, y las majestuosas catedrales de Old Goa. Las sencillas y amables gentes siempre hacen que el visitante se sienta como en casa.

A nuestra llegada, bien directamente al aeropuerto internacional Dabolim –a 30 kilómetros de Panaji, capital administrativa de Goa–, o por tierra, a través de escalas en las principales ciudades de la India –las carreteras unen bastante bien la región y se están en buen estado–, es recomendable volcarse hacia la costa y hospedarse en algunos de los resorts que se ubican en los kilómetros de playas de arenas blancas.

Nos hallamos en un gran destino donde disfrutar de grandes paisajes playeros y tropicales, de los baños de sol y de mar, en un ambiente de ocio total. Y para los que buscan aventura y algo de adrenalina, el esquí acuático, el wind surf, el snorkel y el buceo también son una posibilidad.



Playas pardisiacas

Las espléndidas playas de Goa se extienden a lo largo de más de 106 kilómetros, entre Querim, al norte, y Mobor, al sur. Cada playa tiene su carácter propio, aunque las que están más al sur están, por lo general, menos urbanizadas que las del norte, y no han hecho más que iniciar su andadura como destinos turísticos. Para atender al creciente número de visitantes, muchas cuentan ya con chiringuitos donde se sirven cerveza y aperitivos, así como mercadillos y vendedores ambulantes que ofrecen variedad de servicios, desde masajes en la cabeza a travesías para observar los delfines.

Así, de norte a sur, podríamos destacar la de Querim, junto a Terekhol, una playa preciosa e impoluta; la de Arambol, una playa idílica con barcas de pescadores, que alberga una pintoresca laguna de agua dulce alimentada por aguas termales; Baga es quizás la playa más urbanizada de Goa y destaca por su suave y blanca arena y por ser un lugar muy animado, con muchos bares, complejos costeros, chiringuitos y alegres bares nocturnos.

En las proximidades de la capital, encontramos las playas de Sinquerim, Miramar y Dona Paula. Sinquerim, que se extiende hasta las murallas de Fort Aguada, alberga tres hoteles de lujo junto a la orilla. Hay varias agencias de confianza que ofrecen instalaciones para practicar deportes acuáticos y que organizan cruceros en barco. La playa más cercana a Panaji, Miramar, queda a tres kilómetros al norte. Dona Paula, localizada a siete kilómetros al suroeste de Panaji, está junto al estuario de los ríos Zuari y Mandovi. Cuenta con un bonito embarcadero, donde alquilar motos acuáticas o disfrutar de un agradable crucero en transbordador hasta el puerto de Vasco de Gama.

Hacia el sur, Vaiguinim ofrece instalaciones para practicar vela, windsurf, esquí acuático, parasailing, piragüismo y buceo, y también alquila barcos y motos acuáticas; Sirao, a escasa distancia en coche de Panaji, está cubierta de bonitas conchas; Bogmalo es una playa de aguas seguras para nadar, idónea para las familias y con buenas instalaciones para practicar deportes acuáticos. Colva posee una de las playas más largas de Goa, bordeada de palmeras; es la más ajetreada de South Goa y cuenta con una ajetreada plaza del mercado y varios bares y chiringuitos de pescado. Por último, Palolem alberga la que quizás sea la playa más bonita de South Goa; ofrece travesías para observar los delfines y casas en los árboles de alquiler. Las puestas de sol son impresionantes.



Puntos de encuentro

Dos de las zonas con más movimiento en la costa de Goa son Calangute y Anjara. Calangute fue el centro del movimiento hippie en las décadas de 1960 y 1970, y es la playa más popular del país. Durante el día está atestada de bañistas, vendedores ambulantes, masajistas, trenzadores de pelo y limpiadores de oídos... La playa está recorrida en toda su longitud por complejos costeros, puestos de chucherías, bares y chiringuitos como Reggie’s Bar o Souza Lobo, que sirven excelente comida de Goa. También se pueden hacer travesías en barcos de pesca, a precios reducidos.

Por su parte, Anjuna es ahora el destino que antaño fuera Calangute. El pueblo es más famoso por sus fiestas de luna llena y su enorme mercadillo que por su playa. El popular mercadillo, que se monta todos los miércoles, se llena de vendedores ambulantes de toda la India, que ofrecen desde batiks balineses, joyas de plata y cajas de papier-mâché, hasta ruedas de oraciones tibetanas, artículos con espejuelos de Rajasthan y tallas de madera de Kerala.



Panaji y Old Goa: visita a las capitales

Panaji, la capital de Goa, está ubicada en la desembocadura del río Mandovi y recuerda a una ciudad mediterránea de provincias.

En 1759, tras una serie de epidemias en Old Goa, el virrey se vio obligado a trasladar su residencia a Panaji. No obstante, la ciudad no se convirtió en la capital oficial de los territorios portugueses en la India hasta 1843.

Panaji disfruta ahora de un ambiente agradable y tranquilo, especialmente en sus arboladas avenidas del casco antiguo. En el centro comercial, más moderno y dispuesto en forma de cuadrícula, se alternan las estructuras de hormigón con los edificios e iglesias coloniales. El edificio más emblemático de la ciudad es la iglesia de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción, que preside el Largo da Igreja, la plaza principal de Panaji. Con una fachada barroca flanqueada por dos torres gemelas, se construyó en 1619.

También es recomendable dar una paseo por los antiguos barrios residenciales de Fontainhas y Sâo Tomé, escondidos entre Ourem Creek y Altinho Hill. Erigida en el siglo XIX, esta vetusta zona se caracteriza por sus casas pintadas con cubiertas de teja y alberga calles repletas de tabernas.

Un grandioso complejo de catedrales, iglesias y monasterios, repartidos en un tramo de 1,5 kilómetros, marcan el emplazamiento de Old Goa, la capital portuguesa hasta mediados del siglo XVIII. El paseo por esta zona, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, incluye dos relevantes monumentos religiosos, la Basílica de Bom Jesus y la majestuosa Sé Cathedral, y culmina en Holy Hill, una colina donde se elevan varias de las iglesias más antiguas del Estado. La mayorías de estos edificios, obra de arquitectos italianos o portugueses, abarcan varios estilos europeos, desde las sobrias líneas renacentistas el exuberante barroco y el manuelino portugués.

Un poco de historia: la ruta de las especias

Goa fue colonia portuguesa desde principios del siglo XVI, aunque fue el marino y explorador Vasco de Gama el primero en llegar a sus costas, en 1498, con la intención de controlar la Ruta de las Especias. Más tarde, llegaron los misioneros jesuitas liderados por San Francisco Javier. El santo patrón de Goa llegó a sus costas enviado por el rey portugués Dom Joao III, en 1542. Durante 36 años, hasta su muerte, se dedicó intensamente a la labor de evangelizar a los nativos. Curiosamente, sus restos incorruptos se conservan en una urna de cristal, en la Basílica de Bom Jesus, ubicada en Old Goa (Velha Goa, primera capital portuguesa de la región). Esta basílica es objeto de veneración de los católicos de todo el mundo y, en 1946, el papa Pío XII le otorgó el rango de basílica menor, convirtiéndola en la primera iglesia en conseguirlo en el sur de Asia. Old Goa fue, en el pasado, una gran ciudad, habitada por más de 30.000 personas, entre misioneros, soldados, comerciantes y mercaderes.

La Goa Dorada portuguesa fue, en el pasado, una gran ciudad, pero tras el traslado del virrey a Panaji, la ciudad decayó, y en el siglo XIX fue finalmente abandonada y muchas de sus casas demolidas. Hoy, Old Goa es poco más que una sombra de lo que fue, pero las iglesias que se conservan figuran entre los monumentos más importantes de la región.

Así, la majestuosa estructura barroca de la Basílica de Bom Jesus aúna estilos corintio, dórico y jónico en su magnífica fachada de tres alturas; la Sé Cathedral es, posiblemente, la iglesia mayor de Asia; el campanario de la iglesia de San Agustín, con sus 46 metros de altura, domina las ruinas de la que fue la iglesia mayor del país, y la iglesia de San Francisco de Asís, construida en 1521 por los monjes franciscanos, es una de las más importantes de Old Goa.


Templos y mansiones coloniales

Más de la mitad de la población de Goa es hindú y sus templos, a diferencia de otros de la India, son una fascinante fusión de barroco europeo y arquitectura musulmana e hindú. La planta es basicamente hindú, pero presentan en muchas ocasiones cúpulas árabes en lugar de shikraras (agujas), y las salas de oraciones están decoradas con ornamentadas arañas europeas.

Algunos de los más interesantes se encuentran en la zona de Ponda, en el distrito de South Goa, a 27 kilómetros al sureste de Panaji. Así, en Quela, a 3 kilómetros de Ponda, el Shatadurga Temple, con su edificio de color rosa y crema, es el santuario más popular de Goa. En sus proximidades, se ubica el Shri Rammath Temple, que destaca por la elegante celosía de plata repujada, con motivos animales y florales que se eleva delante de su sanctasanctórum. El Shri Nagueshi Temple, a cuatro kilómetros al oeste de Ponda, en Bandora, venera a Nagesh (señor de las serpientes) y es uno de los más antiguos de la región. En el pueblo de Velinga, a cinco kilómetros al noroeste de Ponda, está el Shri Laksmi Narasimha Temple, uno de los más atractivos de Goa, en el que se venera a Visnú. Y consagrado a este mismo dios, en el pueblo de Mardol, encontramos el Shri Mahalsa Temple, con su característica torre blanca.

En nuestro recorrido por el interior tampoco deberemos dejar de visitar las mansiones coloniales de Goa. El campo de esta región está salpicado de elegantes mansiones que construyeron los ricos terratenientes de la nobleza local, que prosperaron en los siglos XVIII y XIX. Las casas de estos aristócratas seguían las líneas de la arquitectura tradicional, con patios centrales, amplios porches y contraventanas de conchas de ostra. Pero los muebles y decoración eran en su mayoría de estilo europeo. Ahora, estas casas están abiertas para su visita. La más atractiva se encuentra en Chador, la Braganza House, pero existen otras en Loutolim, Margao y Chinchinim.

Guía práctica

La India recibe más de 4,4 millones de visitantes al año. La temporada alta es el invierno (octubre-marzo), periodo en el que conviene hacer las reservas con antelación.

Casi toda la población habla inglés, lo que facilita la comunicación. La infraestructura turística en las grandes ciudades es parecida a la de otros países desarrollados, mientras que en las zonas más remotas le será complicado pagar con tarjetas de crédito y el alojamiento será básico.

CUÁNDO IR

El clima es templado y húmedo casi todo el año, alcanzando las mayores temperaturas en mayo. Después, los monzones duran hasta septiembre. La mejor época para visitar Goa es de diciembre a febrero, cuando llueve poco y las temperaturas son muy agradables.

IDIOMA

En Goa, la lengua oficial es el konkani; el marathi se usa en algunos trámites oficiales. Además, se habla hindi, inglés y algo de portugués.

INFORMACIÓN PRÁCTICA

Se necesita un visado para entrar en la India. Los viajeros españoles lo pueden solicitarlo online en la Embajada de la India, donde también le facilitarán todo tipo de información práctica. Como guía de viaje, le recomendamos India, de la colección Guías Visuales de la editorial El País-Aguilar.

CÓMO LLEGAR

Las principales compañías aéreas internacionales vuelan a la India. La duración del vuelo es de unas 18 horas.

BANCOS Y MONEDAS

La rupia es la moneda nacional, y se divide en 100 paisas. La India proporciona buenas instalaciones bancarias y de cambio de divisas. Se encuentran en todas las grandes ciudades, aeropuertos internacionales, en los grandes bancos y hoteles, en las agencias de viajes y en las agencias de cambio autorizadas. Conviene llevar algo de efectivo para las propinas y las compras, sobre todo cuando se visitan pueblos pequeños o alejados de zonas turísticas. Visa, MasterCard, Diners Club y American Express son las tarjetas de crédito de mayor uso.

GASTRONOMIA

La excelencia de la comida vegeteriana nativa se debe a que gran parte de la población es vegetariana. Casi en cualquier lugar se puede tomar una sencilla pero deliciosa comida a base de verdura fresca de temporada, dal (curry de lentejas) y una amplia variedad de rotis y platos de arroz. Los chiringuitos playeros de Goa están especializados en curries de pescado con arroz. La venta de alcohol no está restringida en este estado.

Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios