local.cibeles.net

Dulces típicos de Semana Santa

Las flores de sarten y los pestiños son dulces típicos madrileños de la época de Semana Santa.
Ampliar
Las flores de sarten y los pestiños son dulces típicos madrileños de la época de Semana Santa.

Las frituras más saludables y ricas para esta Cuaresma

Por Gacetas Locales
x
redacciongacetaslocalescom/9/9/24
viernes 29 de marzo de 2019, 10:02h
Porque somos lo que comemos, cada vez nos llama más lo saludable. Ahora, además, hemos incorporado el hábito de informarnos no sólo sobre los ingredientes de nuestros platos, sino también sobre la forma de elaborarlos. El compromiso con el paladar y la salud es uno de los pilares de los especialistas en repostería, como es el caso del Horno de San Onofre, que también hace una apuesta por las materias primas naturales y mediterráneas y un consumo racional del azúcar por Cuaresma: la fritura saludable, basada en aceite de oliva virgen extra.
  • Fritura de Cuaresma

    Fritura de Cuaresma

  • Fritura de Cuaresma

    Fritura de Cuaresma

  • Fritura de Cuaresma

    Fritura de Cuaresma

  • Fritura de Cuaresma

    Fritura de Cuaresma

  • Fritura de Cuaresma

    Fritura de Cuaresma

  • Fritura de Cuaresma

    Fritura de Cuaresma

  • Fritura de Cuaresma

    Fritura de Cuaresma

  • Fritura de Cuaresma

    Fritura de Cuaresma

  • Fritura de Cuaresma

    Fritura de Cuaresma

Metidos de lleno en Cuaresma, llega la temporada de torrijas o ‘tostas doradas’, que tienen su origen en el ayuno con el que católicos emulaban los 40 días que Cristo pasó en el Monte Sinaí, y que ha servido durante siglos a los trabajadores del campo para resistir las duras jornadas, gracias a esa energética fusión de huevo, leche y azúcar que bañaba una rebanada de pan, a la que se añadía un chorrito de vino en la variedad de torrija ‘canallesca’, burlando así la prohibición de alcohol entonces vigente.

La tradición sirve hoy para dar la bienvenida a la primavera y para recargar fuerzas tras el letargo del invierno. Una tradición que tiene una de sus principales capitales en Madrid, que se rinde a este versátil postre que puede servir de desayuno, tapa o merienda.

Las torrijas de San Onofre se elaboran a base de un pan bombón, con forma alargada y hecho a base de mantequilla, un pan brioche que le aporta una textura cremosa al paladar y que absorbe la leche. Este año, suman además dos nuevas variedades al catálogo de siempre: son la Torrija de Crema Pastelera tostada, a la que se añade crema pastelera de vainilla y tostada, y la Torrija del Príncipe, bañada en chocolate. Y desde este año son más cosmopolitas que nunca, hijas de su tiempo, porque con ellas se inaugura la que será una nueva tendencia en estas pastelerías para todos sus preparados fritos: éstos se harán con aceite de oliva virgen extra, que conserva sus vitaminas y antioxidantes incluso tras pasar por la sartén, y contiene un menor porcentaje de ácidos grasos poliinsaturados.

Frito no es sinónimo de poco saludable

Porque, en opinión de estos expertos, "no hay que desterrar la fritura de nuestra dieta, sólo consumirla de manera adecuada". Y es que no constituye sino una forma de cocción, como explica Alfonso Díaz, ingeniero e investigador de tecnología gastronómica, en su libro Las 5 w de la fritura saludable, donde explica que un alimento correctamente frito “es lo más rico y saludable”, aunque a menudo se confunde con un producto “impregnado en aceite”, que se obtiene sólo “cuando se fríe mal”. Según sus estudios, la fritura conserva mejor los nutrientes del alimento que otras formas de cocinar como el estofado, “donde se disuelven en el líquido”. Recuerda también que cada gramo de aceite sólo aporta al cuerpo nueve kilocalorías, y define el aceite sólo como aquel que “se extrae de la aceituna”, descartando todos aquellos aceites de semillas oleaginosas (girasol, maíz, entre otras).

Es una forma de cocinar que nos acompaña nada menos que desde el Antiguo Egipto, y causó furor entre los griegos y romanos, entre cuyos platos estrella estuvo el pollo frontonianum. Ya en el siglo XVI, los jesuitas españoles y portugueses la introdujeron en la gastronomía de Japón, como una versión primaria de su actual tempura. Y hasta Emilia Pardo Bazán le dedicó unas palabras: “Frito es el manjar que se prepara con arte y regularidad para la sartén”.

Fritura de Cuaresma
Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios