local.cibeles.net

Un tratamiento preciso permite un mejor desarrollo cognitivo y escolar

Foto de una sesión de neurorrehabilitación de neurofeedback, en la clínica CRL. Un equipo de neuropsicólogos,  logopedas, terapeutas ocupacionales, psicólogos, etc, abordan conjuntamente distintas dificultades de aprendizaje y atención en niños y en adultos.
Ampliar
Foto de una sesión de neurorrehabilitación de neurofeedback, en la clínica CRL. Un equipo de neuropsicólogos, logopedas, terapeutas ocupacionales, psicólogos, etc, abordan conjuntamente distintas dificultades de aprendizaje y atención en niños y en adultos.

El valor de la neurorrehabilitación en el desarrollo de nuestros hijos

jueves 14 de diciembre de 2017, 13:15h
Desde hace años el término ‘neuro’ se encuentra presente en una amplia gama de conversaciones cotidianas vinculadas a los niños. Pero, ¿qué es el neuro-entrenamiento infantil?

Se ha difundido entre las familias que si el bebé escucha música durante el embarazo y los primeros años de vida, podría desarrollar una mejor capacidad en el manejo del cálculo. Otra idea generalizada es la de pensar que ver dibujos animados en inglés facilita el bilingüismo. Se trata de unas premisas con las que muchos familiares comulgan. Ahora bien, pocos son los padres que se plantean porqué ocurre y qué implicaciones reales tienen en el cerebro estas decisiones, o cómo, a través del juego y la música, estamos entrenando el cerebro y creando nuevas conexiones neuronales que permitirán en un futuro mejorar el rendimiento de los hijos.

Las dos situaciones descritas son claros ejemplos de neuro-entrenamiento cerebral. A través de ejercicios simples como leer, escuchar música, escribir, jugar, etc, entrenamos el cerebro en el abordaje de problemas cotidianos. Se trata de desarrollar partes del cerebro para adquirir, con mayor facilidad, otros conocimientos superiores. Ahora bien, ¿qué sucede con niños que presentan déficits cognitivos previos o dificultades en la adquisición de aprendizajes? ¿Cómo hay que actuar cuando encontramos estas dificultades que no comprendemos en nuestros niños? ¿Qué podemos hacer para ayudarles?

Edades tempranas

La neurorrehabilitación trabaja con trastornos infanto-juveniles que están relacionados con dificultades de comunicación, del lenguaje, de la lectura, la escritura, el cálculo, el procesamiento matemático, la atención y otras dificultades no especificadas, cuya manifestación puede aparecer a edades tempranas, o en período escolar, y que con un diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado permiten un mejor desarrollo cognitivo.

La neurorrehabilitación es un proceso complejo que precisa la acción coordinada de diferentes profesionales trabajando en equipo para lograr los mejores resultados; así ante una dislexia, que muy frecuentemente cursa con un trastorno de atención y conlleva un problema de rendimiento académico, los expertos auguran una mejor rehabilitación cuando el tratamiento es abordado por un equipo profesional formado por logopedas, psicólogos, neuropsicólogos, ya que consiguen abordar el problema en todas sus dimensiones.

María Teresa Schüller, logopeda, pedagoga y directora de la Clínica de Rehabilitación CRL de Madrid, destaca “la importancia de la coordinación y formación entre el equipo formado por neuropsicólogos, neurologopedas, logopedas, psicólogos, terapeutas ocupacionales y psicopedagogos, para lograr resultados positivos y visibles en un amplio número de casos”.

Como asegura el psicólogo y neuropsicólogo, Xabier Hernández, “en el caso de los niños y adolescentes existe un amplio número de factores que ayudan a su evolución. Tener un equipo amplio y heterogéneo, con una cultura de abordaje de casos en común y un sistema de comunicación inmediato, nos permite enfocar cada caso desde diferentes ángulos y adaptarlos a las necesidades de cada situación”.

Uso de tecnología

Las nuevas tecnologías han irrumpido con fuerza en el proceso neurorrehabilitador. Hoy en día, disponemos de herramientas como el neurofeedback, la electroestimulación, que como describe la neuropsicóloga clínica, Ana María Marín, "nos permiten entrenar funciones cognitivas implicadas en distintos tipos de cuadros patológicos o dificultades de aprendizaje, como el trastorno por déficit de atención.

Las nuevas tecnologías también han mejorado la forma de diagnosticar la problemática de cada niño y existen programas informáticos que, a través de la realidad virtual, nos permiten realizar una evaluación más clara, midiendo el rendimiento del niño en un entorno virtual, similar al que le demanda una situación en el aula".

Tal y como asegura Mar Becher, logopeda y psicóloga de CRL, “el coste inicial que suponen estas tecnologías se ve compensado por los resultados obtenidos en los pacientes más jóvenes”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios