local.cibeles.net

Se tiene más o menos claro cuál es la finalidad de una sesión de electrofitness

Así es un entrenamiento habitual. “Primero nos debemos poner el traje especial de neopreno, equipado internamente con multitud de electrodos, y después empezamos con un ligero calentamiento para entrar en lo que sería el trabajo específico, realizando ejercicios como sentadillas, planchas y press utilizando bajos pesos de 2 o 3 kg o con nuestro peso corporal, tras lo cuál, pasamos a programas de entrenamiento metabólico y de tipo vascular para finalmente dedicarnos a la parte de relajación, con estiramientos”, nos comenta un entrenador especializado, que recomienda también, al tiempo que nos iniciamos en el electrofitness, practicar entrenamiento aeróbico y anaeróbico de manera regular, unidos a una dieta variada en la que primen las frutas, los vegetales, carbohidratos de calidad y cómo no, proteínas de carnes magras, pescado azul, lácteos, etc.
Ampliar
Así es un entrenamiento habitual. “Primero nos debemos poner el traje especial de neopreno, equipado internamente con multitud de electrodos, y después empezamos con un ligero calentamiento para entrar en lo que sería el trabajo específico, realizando ejercicios como sentadillas, planchas y press utilizando bajos pesos de 2 o 3 kg o con nuestro peso corporal, tras lo cuál, pasamos a programas de entrenamiento metabólico y de tipo vascular para finalmente dedicarnos a la parte de relajación, con estiramientos”, nos comenta un entrenador especializado, que recomienda también, al tiempo que nos iniciamos en el electrofitness, practicar entrenamiento aeróbico y anaeróbico de manera regular, unidos a una dieta variada en la que primen las frutas, los vegetales, carbohidratos de calidad y cómo no, proteínas de carnes magras, pescado azul, lácteos, etc.

Gana músculo y pierde grasa, sin moverte del sitio

jueves 10 de mayo de 2018, 14:35h
Sin embargo, pero se desconocen otros beneficios para el suelo pélvico y el dolor lumbar, para recuperar la figura tras el embarazo o como explicamos en este caso, para perder grasa sin necesidad por ello de perder músculo. En este artículo damos algunas claves para conseguirlo y no llegar tarde este año, como suele pasarnos, a la ‘Operación Bikini’...
La electroestimulación permite, si aumentamos la intensidad, movilizar la masa muscular en aproximadamente un 80% más de lo que podemos hacer conscientemente. En España lo llamamos Electrofitness o EMS (por sus siglas en inglés), y en un principio comenzó a emplearse para fines fisioterapéuticos hace más de quince años, si bien su uso en el mundo del fitness y el cuidado personal es mucho más reciente.

Cómo funciona
Se trata de un sistema de entrenamiento que utiliza pulsaciones eléctricas para movilizar más porcentaje de masa muscular que cuando se hace de forma controlada, produciendo la contracción a través de nuestro cerebro.
Algunas de sus ventajas más importantes son la posibilidad de coger el ritmo rápidamente o movilizar tejido muscular sin tener ningún tipo de definición ni riesgo de lesionarse. Además de la forma física, hay una serie de condiciones para las que no se recomienda su uso, por ejemplo cualquier articulación que no te permita que pase electricidad por tu cuerpo, tampoco está recomendado para personas con problemas cardiacos o enfermedades graves.
Las lesiones que pudiesen producirse son las mismas que se pueden producir sin esta tecnología y, evidentemente, debemos someternos al entrenamiento EMS con programas e intensidades especificas acordes a nuestro nivel de capacidad física.

10 cosas que debes saber
1. Tiempo. Basta entrenar una vez a la semana durante 20 minutos para obtener resultados similares a los que obtendríamos después de varias horas en el gimnasio días tras día.
2. Buen ritmo. En poco tiempo se ven los resultados. Desde la tercera o cuarta semana se aprecian importantes cambios en la figura, tamaño y calidad de los músculos y pérdida de grasa corporal.
3. Edad. No tiene límite, va desde adolescentes hasta personas de más de 80 años que pueden beneficiarse de entrenamientos adaptados a su estado y constitución física.
4. Menos lesiones. Se utiliza poco peso o ninguno, protegiendo las articulaciones y huesos.
5. Se hace más ejercicio. Al movilizar mayor cantidad de músculos, la intensidad es superior a una sesión de entrenamiento convencional.
6. Precio. Resulta algo más caro que el abono a un gimnasio normal, dependiendo del lugar y el renombre del entrenador, entre 25 y 50 euros suele ser lo más común.
7. Forma física. Pensado no sólo para deportistas, también está al alcance de los sedentarios y enemigos del gimnasio.
8. Enfermedades. A pesar de ser muy seguro, no está recomendado para personas con cáncer, prótesis o problemas cardiovasculares.
9. Sensaciones. Es impactante, por primera vez sentirás todos los músculos contrayéndose simultáneamente de forma intensa.
10. Efectos. No sólo es para adelgazar y tonificar el cuerpo, también se logra perfeccionar el control, equilibrio y coordinación. Mejora la piel en caso de celulitis y estrías, además de ser ampliamente utilizado en el campo de la medicina como herramienta de rehabilitación, fisioterapia y sobre todo recuperación del tono muscular y equilibrio del IMC.
visite www.gacetaslocales.com
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios