local.cibeles.net

El Dr. Javier Cambronero, Jefe de Servicio de Urología de Hospital Quirónsalud San José se refiere a uso de modernos Biomarcadores en el cáncer de próstata

En la imagen, el Dr. Javier Cambronero, jefe de Servicio de Urología de Hospital Quirónsalud San José.
Ampliar
En la imagen, el Dr. Javier Cambronero, jefe de Servicio de Urología de Hospital Quirónsalud San José.

El uso de Biomarcadores abre una nueva dimensión en el diagnóstico y el tratamiento del cáncer de próstata

jueves 07 de junio de 2018, 13:51h
El Cáncer de Próstata (CP) es el segundo en frecuencia en el varón, apareciendo un millón de casos nuevos cada año. Este aumento en el número de diagnósticos se debe fundamentalmente a los programas de detección precoz y al aumento de la esperanza de vida. Sin embargo, una gran proporción de ellos están en forma latente y nunca progresarán o supondrán un problema de salud al paciente.

Biomarcadores para el diagnóstico de CP

El PSA es el marcador más usado para su detección, aunque tiene una especificidad limitada y provoca sobrediagnósticos y sobretratamientos.

Actualmente existen Biomarcadores para mejorar la detección del CP y valorar su gravedad, con las implicaciones que ésta tiene en su manejo terapeútico.

Por un lado existen Biomarcadores que se pueden medir en sangre, orina o secreciones prostáticas (PCA3, 4KScore, PSA glycoforms, PHI, células tumorales en sangre) que nos predicen el riesgo de padecer un CP, lo cual nos evita realizar un número excesivo de biopsias prostáticas. Uno de los retos actuales que pretenden solventar estos marcadores es el de los pacientes que tienen niveles de PSA en ascenso progresivo y una o varias biopsias de próstata negativas.

Por otro lado, existen Biomarcadores pronósticos que se pueden medir en tejidos (biopsias, cirugía prostática). Con ellos podemos tipificar el subgrupo de CP mejor que con los parámetros convencionales, señalando qué pacientes tienen un tumor más agresivo, con más tendencia a la metástasis o resistencia a los fármacos que se usan en su tratamiento. Con ello podemos diseñar un tratamiento específico para cada paciente desde el mismo momento del diagnóstico.

En la actualidad se lleva a cabo un estudio pionero dirigido por el Dr. Javier Cambronero (Hospital Universitario Infanta Leonor), en colaboración con el Servicio de Anatomía Patológica del mismo Hospital, estudiando Biomarcadores pronósticos de proliferación tisular (Ki-67, Receptor Androgénico, PTEN, ERG), que medidos en el tejido que se obtiene tras la extirpación de la próstata pueden señalar qué pacientes tienen un mayor riesgo de progresión tras un tratamiento que pensábamos originalmente era curativo, lo cual nos podría hacer reconsiderar el tratamiento en el momento exacto que diagnosticamos al paciente, evitando precozmente la futura progresión de la enfermedad.

Los objetivos que se persiguen con el uso de modernos Biomarcadores son dos: evitar el sobrediagnóstico de CP clínicamente insignificantes, y consecuentemente su tratamiento innecesario (dado que puede realizarse una vigilancia activa en estos casos y sólo tratar si llegaran a comportarse de manera más agresiva) y por otro predecir el riesgo real de progresión y extensión de un tumor en el mismo momento de su diagnóstico para tratar con más agresividad este antes de su recidiva y diseminación.

Más información, pueden ponerse en contacto con el Hospital Quirónsalud San José, a través del teléfono 902 02 47 47 y en la web www.quironsalud.es

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios