local.cibeles.net

Elena Santos, psicóloga de la Unidad de Personalidad y Comportamiento del complejo hospitalario Ruber Juan Bravo alerta de los riesgos y peligros que estas herramientas pueden provocar en niños y adolescentes

En la imagen, la psicóloga Elena Santos Fresco, de la Unidad de Personalidad y Comportamiento del complejo hospitalario Ruber Juan Bravo.
Ampliar
En la imagen, la psicóloga Elena Santos Fresco, de la Unidad de Personalidad y Comportamiento del complejo hospitalario Ruber Juan Bravo.

Nuevas tecnologías y redes sociales: herramientas útiles, no exentas de riesgos

jueves 07 de junio de 2018, 13:58h
En la sociedad moderna se han ido generalizando algunas expresiones como “hay mucha gente enganchada a las nuevas tecnologías”, “las redes sociales nos roban una gran cantidad de tiempo” o incluso el clásico “no puedo vivir sin móvil”.

Pero, ¿alguna vez nos hemos preguntado cómo nos afectan y qué peligros pueden tener las nuevas tecnologías y las redes sociales?, se plantea Elena Santos, psicóloga de la Unidad de Personalidad y Comportamiento del complejo hospitalario Ruber Juan Bravo.

Alguno de los peligros vienen de la inmediatez, de que no hay esperas e incluso en muchas ocasiones, no nos permiten la reflexión. Las llevamos siempre encima y si nos separamos unos minutos de ellas parece que nos falta algo. Esto es un peligro, nos pueden llevar a no tolerar la demora en algunas respuestas o en conseguir algo.

La comodidad, la facilidad y accesibilidad y la no exposición real entrañan otro peligro sobre todo para adolescentes más inseguros, sensibles o miedosos. “Tenemos la información al momento, siempre hay alguien virtual al otro lado, como pasa en las redes sociales –afirma Santos–. Nos podemos sentir conectados con nuestros amigos, familiares o incluso desconocidos en cualquier momento y sentir que ese contacto es real; esto tiene el peligro de llevarnos al aislamiento y la soledad, puesto que estando solo en el salón de mi casa me siento rodeado de gente sin el esfuerzo que entraña salir al mundo y enfrentarme a cualquier situación social.”

Finalmente, otro peligro viene por la excesiva accesibilidad que ofrecen ciertas páginas. Se habla y escribe de todo y es necesario hacer un filtraje de la información, lo que en ocasiones puede ser una dificultad para adolescentes que no tienen toda la información y que buscan respuestas fáciles. “No saben cómo manejar estas herramientas, porque sin duda son herramientas, y se acaban viendo metidos en un mundo que a veces asusta, engancha y desborda”, resume la experta.

Se tiene que invertir tiempo en enseñar a niños y adolescentes de tales riesgos y peligros, a la vez que son conscientes de la infinidad de posibilidades que nos pueden aportar las redes sociales y las nuevas tecnologías. “Desde Unidades como la nuestra trabajamos y enseñamos recursos para que estos peligros no generen dificultades ni patologías como adicciones o aislamiento en los adolescentes.”

Más información, en el complejo hospitalario Ruber Juan Bravo, en los teléfonos 902 112 121 / 902 010 232 y en la web www.ruber.es

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios