local.cibeles.net

El Oña empieza la cuenta atrás para despedirse del barro

Pablo Soto y Yolanda Rodríguez presentaron el proyecto del Oña-Sanchinarro
Ampliar
Pablo Soto y Yolanda Rodríguez presentaron el proyecto del Oña-Sanchinarro (Foto: C.D.)
Por Carmen Delgado
x
cdelgadogacetaslocalescom/8/8/23
miércoles 27 de junio de 2018, 13:46h
Lo reconoció el propio concejal delegado de Participación Ciudadana, Pablo Soto, que el proyecto más votado de todo Madrid en los Presupuestos Participativos de 2016 se había atascado por múltiples razones –intervención del Plan Económico Financiero, imprevistos en el solar–, pero al fin las obras de mejora del Oña-Sanchinarro están a punto de comenzar.

Un autocar lleno de chavales de este club de fútbol, el único de Hortaleza que aún juega en un campo de tierra, acudió a la presentación del proyecto en Cibeles el pasado viernes: la directora general de Patrimonio, Mª Luz Sánchez, fue la encargada de explicar a padres y jugadores cómo serán las nuevas instalaciones que ha diseñado, que tras incluirse en un proyecto que incluye pistas polideportivas y el espacio para el futuro polideportivo del barrio, tienen un presupuesto de 2,5 millones. Todos pudieron ver en una presentación en una gran pantalla cuáles serán las líneas generales del nuevo campo de fútbol.

El nuevo terreno de juego de hierba artificial se trasladará a la zona de Francisco Pi y Margall, en lugar de lindar con la calle Oña, lo que permitirá que los equipos puedan seguir jugando mientras duran las obras, con una duración prevista de 10 meses. Además así se aprovecha mejor el espacio restante de la parcela, que tiene un gran desnivel que obliga a mover toneladas de tierra. El campo tendrá además su graderío, vestuarios unisex y adaptados, y por supuesto, su cafetería –aplauso de los padres que pasan horas esperando mientras los chavales entrenan–.

A falta del último trámite administrativo, la previsión es que las obras empiecen a finales de julio, y duren 10 meses. “Aún tardaremos un poquito”, respondía la arquitecta en respuesta a la pregunta de un niño. Con visible emoción, el presidente del Oña-Sanchinarro, Perico, apuntaba que estas obras suponen “un salto cualitativo” para el club, que tiene ya 24 años de historia, y defendía su lema, Nunca dejes de soñar.

En el resto del solar, faltan pistas polideportivas y una piscina cubierta y gimnasio: cuando se traslade el campo de fútbol, será el momento de acometer ese proyecto para el barrio de Virgen del Cortijo y Sanchinarro, que llevan décadas esperando un polideportivo público que nunca vio la luz, al encomendarse a la iniciativa privada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios