local.cibeles.net

Es Audi y es español

Audi Q3 2.0 TFSI 170 CV Quattro

Audi Q3 2.0 TFSI 170 CV Quattro

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:40h

El primer Audi ‘made in Spain’ acaba de llegar a los concesionarios y se muestra como uno de los todoterreno compactos más exclusivo. Destaca por la calidad de sus acabados, su refinamiento
y el tacto de conducción, especialmente el de la versión de gasolina TFSI de 170 CV

El benjamín de la serie Q de Audi, que eligió España para nacer, es, sin duda, uno de los todoterreno compactos más exclusivo y versátil al ofrecer un espacio más que suficiente para cumplir con las funciones de coche único y familiar. Veinticinco centímetros más corto que el Q5, acaba de llegar a los concesionarios para competir con los Range Rover Evoque, BMW X1 y las versiones más equipadas de los VW Tiguan con los que marca distancia por su equipamiento tecnológico y, sobre todo, por la eficiente y experimentada tracción quattro, insuperable cuando se rueda fuera del asfalto, sobre la nieve o en caminos de tierra.
Con una longitud de 4,38 metros, el nuevo Q3 exhibe exteriormente elementos estéticos muy destacados. De frente, la parrilla Singleframe, característica de la marca, muestra sus esquinas superiores oblicuas y las clásicas rejillas verticales; debajo y a cada lado destacan las grandes entradas de aire con barras horizontales y los faros antiniebla y en los laterales del frontal hay dos líneas que se extienden a lo largo del capó para resaltar sus formas. Al igual que sus dos hermanos mayores, el Q5 y el Q7, los faros del Audi Q3 repiten la forma de cuña y están integrados en la carrocería.

Con formas de coupé
La perspectiva lateral viene determinada por la línea del techo, de estilo coupé, inusualmente inclinada, que recuerda a los modelos A3. La disposición del montante confiere a la trasera un diseño ondulante que resulta aún más pronunciado por el largo espóiler del borde del techo. La línea de cintura, que estructura el característico contorno luminoso, arranca en los faros delanteros y discurre por debajo de las ventanillas hasta llegar a los faros traseros. En la zaga, el portón envolvente del maletero subraya su gran anchura, como es ya característico en los vehículos de la serie Q.
El habitáculo destaca por su calidad de acabados, el estilo y la estética de todos los Audi y aporta una excelente habitabilidad para un todoterreno de su tamaño. Puede alojar a cinco adultos, aunque las plazas traseras resulten un poco justas para tres pasajeros. Todo lo contrario de los delanteros, que proporcionan sujección y apoyo a toda prueba. En cuanto a capacidad para carga y equipajes, dispone de un maletero de 460 litros que con los asientos plegados se puede aumentar hasta los 1.365 litros, más grande que el de cualquiera de sus rivales actuales.
Por lo que respecta al equipamiento, desde la versión básica Advance el Q3 cuenta con 6 airbags, control de estabilidad ESP, climatizador, llantas de aleación, radio CD/MP3, ordenador de viaje, sensores de lluvia y faros, y freno de mano con botón en la consola central. Le sigue el acabado Ambiente, orientado al confort interior y con una estética más elegante, que añade climatizador bizona, sensor de aparcamiento y detalles cromados en la carrocería y el habitáculo. Audi ofrece un tercer acabado, el denominado Ambition, con detalles que le confieren un aspecto más deportivo.
Al volante del Q3, con propulsor de gasolina TFSI de 170 caballos de potencia, la primera impresión que se siente es la de estar a los mandos de un motor capaz de proporcionar la potencia necesaria en cada momento, con refinamiento y sin brusquedades. Elástico a bajo régimen y con buen empuje, muestra sus mejores cualidades cuando pasa de las 2.000 vueltas y se entrega con contundencia a partir de las 3.000. En autovías o autopistas a ritmos elevados, el coche mantiene unos niveles de confort y silencio de marcha sobresalientes; avanza con aplomo, sin balanceos y dentro de unos consumos de combustible más que ajustados para un todoterreno de su tamaño pero que supera los 1.500 kilos de peso en vacío. En la agilidad y las excelentes condiciones dinámicas no sólo interviene el brioso motor turboalimentado, influye significativamente su aerodinámica y, sobre todo, un tren de rodaje que proporciona un alto grado de seguridad y un elevado nivel de comodidad.
En resumen, el Q3, con motor 2.0 TFSI, es un todoterreno compacto que transmite deportividad y ligereza en el uso diario, tanto en desplazamientos por ciudad como por carretera, que muestra un buen comportamiento fuera del asfalto y que es muy apropiado para largos recorridos por su capacidad, comodidad y dinamismo de marcha.

Audi Q3. 2.0 TFSI 170 CV QUATTRO
Motor: 4 cilindros, inyección directa de gasolina, turbo e intercoooler. Cilindrada: 1.984 centímetros cúbicos. Potencia: 170 CV. Par motor: 280 Nm entre 1.700 y 4.200 rpm
Transmisión: Tracción quattro integral y caja de cambios manual de 6 velocidades.   
Dirección: Electromecánica asistida.  
Frenos: Delanteros y traseros de disco ventilados. ABS y distribución electrónica de la fuerza de frenada EBV. ESP.   
Suspensión: Delantera: de paralelogramo deformable de cinco brazos. Amortiguadores de gas a presión de doble tubo, muelles helicoidales y barra estabilizadora. Trasera: con brazos trapezoidales, amortiguadores de gas a presión de doble tubo, muelles helicoidales y muelle de tracción con tope.   
Ruedas: Llantas de aluminio de 16 pulgadas. Neumáticos: 215/65 R16.
Prestaciones: velocidad máxima: 212 km/h. Aceleración de 0 a 100 km/h: 8,2 segundos.   
Peso: 1.510 kilos.
Consumos: Urbano, 9,5 litros cada 100 kilómetros; interurbano, 6,5 l; combinado, 7,3 l.
Dimensiones: Largo: 4.385 mm. Ancho: 1.831 mm. Alto: 1.590 mm
Precio: a partir de 33.420 euros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios