local.cibeles.net

La ortopedia doméstica solventa todas las necesidades de los mayores

Los puntos donde las dificultades son máximas para las personas mayores son el dormitorio y el cuarto de baño.
Los puntos donde las dificultades son máximas para las personas mayores son el dormitorio y el cuarto de baño.

Ventajas de los hogares adaptados

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:40h

El INE estima que el número de personas mayores de 65 años roza los 7 millones, de las cuales más del 60% viven solas. Al igual que cuando una pareja va a tener un hijo prepara hasta el último detalle para su comodidad y seguridad, ¿hacemos lo mismo con nuestros mayores? En los últimos años se está avanzando mucho en el campo de la ortopedia doméstica para mayores, cuyo objetivo básico es la mejora de su calidad de vida así como de las personas que los atienden. Veamos qué podemos hacer por nuestros mayores.

Un hogar más seguro y cómodo

Más del 30% de los mayores de 65 años se cae una vez al año. El 50% de estas caídas no dejan secuelas físicas de relevancia, pero en todos los casos hay un antes y un después a nivel psicológico. El ‘síndrome post-caída’ representa una pérdida de confianza en las propias capacidades y el miedo a volver a caerse conlleva importantes modificaciones en sus hábitos de vida previos. La caída se ocasiona por dos tipos de causa o por una combinación de las mismas. Las causas intrínsecas son las referidas al propio estado de salud de la persona, como en esos casos en los que una rotura de hueso es causa y no consecuencia de una caída, y las extrínsecas al entorno, como las causadas por la vestimenta o el mobiliario.

El 70% de las caídas son por este motivo y, de ellas, más de tres cuartas partes ocurren en el dormitorio o el cuarto de baño. La reciente aparición de productos ortopédicos para mayores en el mercado tienen como fin lograr una casa más accesible que permita en los mejores casos la máxima independencia de los mayores y, en los peores, mejorar enormemente las condiciones para los afectados y para quienes los atienden. Los puntos donde las dificultades son máximas para las personas mayores son el dormitorio y el cuarto de baño. En este campo la investigación es constante, y el reto del sector es idear y diseñar nuevos productos para resolver eficazmente viejas necesidades. Veamos algunas de las soluciones que estos fabricantes proponen para: –Cuarto de baño.

Existen varios tipos de asideros para manejarse cómodamente en el habitáculo. Por su parte, los elevadores para la taza del inodoro mejoran considerablemente el acceso al mismo. Para la ducha y la bañera la necesidad de adaptación se hace más patente ya que es el momento en el que se corre el mayor riesgo de un resbalón. Los asientos para ducha y bañera en sus diferentes variantes garantizan la máxima seguridad en el lavado diario y no necesitan de espacio ni instalación alguna. –Desplazamiento: hay andadores de todos los tipos, fijos y con ruedas, con asiento y hasta con una cesta metálica para llevar cosas de un lado a otro. Si la persona no puede moverse por sí misma, las grúas y las sillas de ruedas fijas posibilitan el traslado por la casa y las pequeñas rampas de quita y pon hacen accesible la entrada a las estancias con escalones.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios