local.cibeles.net

62º Festival Internacional de Cine de San Sebastián. Entrevista a Denzel Washington, actor

'Me conmueve la afición donostiarra por el cine”

"Me conmueve la afición donostiarra por el cine”

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:40h

El actor neoyorquino recibió, el viernes pasado, en la inauguración de la 62º edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián, el galardón otorgado por la Organización en honor a toda su carrera profesional de manos del director Antoine Fuqua.

Washington, actor que, en palabras de Karra Elejalde y Edurne Ormazabal, presentadores del acto, abrió "un nuevo modelo para las estrellas de cine", recibió, durante la gala de inauguración,año el Premio Donostia por su carrera.

El encargado de entregar el premio a Washington fue Antoine Fuqua, director junto a el que ha rodado las películas “Training Day” y “The Equalizer”, título que lo ha traído a Donostia en esta edición de la cita cinematográfica guipuzcoana. Fuqua presentó al protagonista de la velada como “una persona de gran corazón que pone mucha pasión en todo aquello que hace” y ha añadido que lleva la interpretación “muy dentro de sí”.

Tras mostrarse en la pantalla del auditorio un resumen que recogía muchos de los papeles por los que Washington permanece en la memoria del público, el actor ha hecho su entrada en el escenario totalmente vestido de negro. Washington, con la voz quebrada por la emoción, ha agradecido a los congregados en el Kursaal la intensa salva de aplausos.

Tras dar las gracias una y otra vez, Denzel Washington se ha lamentado de no saber hablar español, aunque ha afirmado que su corazón es ahora “más español,” gracias al premio. Ha finalizado su breve discurso apelando a la pasión por el cine del público del festival y se ha despedido “muy honrado” por ser acreedor del Premio Donostia.

El actor fue el “rey” absoluto de la primera noche del Zinemaldia 2014. Fue recibido con un enorme aplauso a su llegada a la alfombra roja y poco después, ya con el Premio Donostia en la mano, señaló estar conmovido por el cariño recibido en San Sebastián. El actor estadounidense recibió el galardón en el transcurso de la gala que abría oficialmente el Festival de Cine donostiarra.

El protagonista de “Malcom X” o “Huracán Carter” hizo gala de un dominio absoluto del escenario nada más aparecer por el mismo. Washington se dirigió al auditorio mediante señas para que cesaran los aplausos y antes de pronunciar su discurso corrigió a Fuqua, quien había saludado con un "buenos días" en español. "Es buenas noches", le recriminó el actor al director con el que obtuvo un Oscar por “The Training Day” y con el que prepara un remake de “Los siete magníficos”.

ARTE de VIVIR.- Estará contento al haber recibido el Premio Donostia…

DENZEL WASHINGTON.- Me emocioné mucho, al recibir el galardón. En poco más de 24 horas, he visto a mucha gente riendo, llorando... Me ha sorprendido mucho ver gente tan joven... Todo esto me inspira, me motiva y me da energía, porque pienso que si la gente me ha acogido así es porque algo estaré haciendo bien. Me ha dado mucha fuerza.

AdV.-En la película “The Equalizer” da vida a un justiciero que emplea la violencia para solucionar los problemas de los débiles... ¿Ve a su personaje como un héroe o un villano?

D.W.-Son los espectadores quienes deben dar esa respuesta. No sé si es un héroe o un personaje oscuro. Nadie es del todo bueno o del todo malo. Es la condición humana. Incluso Jesucristo se enfadó y expulsó a los mercaderes del templo. (Dirigiéndose a la intérprete) ¡Anda, cuéntales la historia! (Risas) Cuando era joven me encantaban las películas de gangsters con Edward G. Robinson y James Cagney, pero no salía del cine con ganas de matar a nadie. Hoy hay un gran bombardeo de violencia en los informativos, en los videojuegos, etc. Pero nadie sabe cuál es el efecto de esa suma en la población.

AdV.-Piensa que en los últimos años de su carrera está haciendo personajes más negativos?

D.W.-Después de “Training Day” (2001) sí me ofrecieron papeles más oscuros. Cambió la percepción de la gente y fue como si dijeran: “¡Denzel sabe hacer de malo!”. Pero ya había hecho personajes como Biko, Hurricane Carter o Malcolm X, cuya oscuridad no es discutible. En los últimos años también he dirigido dos películas, he producido varios títulos y he interpretado cuatro o cinco obras en Broadway, así que habría que considerar todo mi trabajo para valorarlo en su conjunto.

AdV.-¿Eligió interpretar los personajes de Malcolm X y Hurricane Carter por un compromiso social?

D.W.-Asumo encantado mi responsabilidad social en cualquier terreno pero no los elegí por eso, sino porque eran buenos personajes. Me ofrecieron hacer de Nelson Mandela en Long Road To Freedom, pero rechacé el papel. Sentía en mi corazón que no podía ser Steven Biko, Malcolm X y Mandela, alguien que también respeto muchísimo.

AdV.-Hay menos racismo ahora en Hollywood que cuando empezó a trabajar?

D.W.-Hollywood ha dado varios pasos hacia adelante. Pasaron 40 años desde el primer Oscar a un actor afroamericano, recibido por Sidney Poitier, hasta que me lo dieron a mí por Tiempos de gloria. Pero después, en poco tiempo, también lo recibieron Jamie Foxx y Forest Whitaker... Creo que la situación es mejor -ahí están también directores como Spike Lee, John Singleton o Antoine Fuqua-, pero aún queda mucho por hacer. De todos modos, al final Hollywood es un negocio y lo que vale aquí es ganar dinero. A los productores les da igual lo que sea si gana dinero. Mirad, por ejemplo, el cartel de The Equalizer. En la película solo empuño una pistola durante treinta segundos, pero es la imagen que han elegido para el cartel porque eso vende. Esto es un negocio, y si las películas protagonizadas por afroamericanos no dieran dinero, no las harían. Es así de sencillo. Yo soy uno más, si sigo aquí es porque mis películas han hecho dinero, no me dan papeles porque toque la semana de ser amable con Denzel Washington (Risas).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

1 comentarios