local.cibeles.net

Presenta sus últimos presupuestos con "buen sabor de boca" y dice que la reducción impositiva no es "electoral"

Los últimos números de Botella

Botella presentó el jueves el proyecto de presupuestos. (Foto: Ayto. Madrid)
Ampliar
Botella presentó el jueves el proyecto de presupuestos. (Foto: Ayto. Madrid)
viernes 07 de noviembre de 2014, 11:55h
La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, presentaba este jueves los que serán sus últimos presupuestos como regidora asegurando que le dejan "buen sabor de boca" --alcanzan los 4.388 millones de euros y a finales del próximo ejercicio situarán a la deuda en los niveles de 2007--, lo que le ha llevado a asegurar que la reducción impositiva no responde a la cita electoral de mayo.
"No es por un motivo electoral sino que estaba prevista en el Plan Financiero del Ayuntamiento", ha señalado en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, en la que ha recordado que el Consistorio ha cancelado ocho años antes de lo previsto el Plan de Ajuste firmado con el Ministerio de Hacienda "por cumplir los compromisos con anterioridad".

En dicho Plan Financiero establecieron la reducción de impuestos "y no porque sea año electoral sino porque es posible". Sobre si la reducción impositiva se mantendrá en años venideros, la primera edil ha contestado que "dependerá de quien gobierne" pero que si fuera el mismo equipo que el actual los impuestos "seguirían bajando".

Ana Botella ha destacado que su equipo y ella han sido "responsables, rigurosos" y han hecho "aquello que era bueno para la ciudad". "Cumplo con mi obligación y me dejan buen sabor de boca", ha asegurado, después de añadir que seguirá trabajando en la Alcaldía hasta el mes de mayo y que lo hará "como el primer día".

Será al final de su mandato cuando explicará sus "distintas sensaciones" al frente del Palacio de Cibeles aunque ha remarcado que para ella es "un honor trabajar por los madrileños". "Es un honor trabajar por los madrileños y hacer estos presupuestos en mi ciudad, donde he nacido, donde vivo, a la que quiero, en la capital de mi país", ha apostillado. También ha apostillado que ha cumplido con su obligación, que es "hacer lo que creía mejor para los madrileños".

"El gasto es sostenible. Las cuentas están equilibradas. Los impuestos han comenzado a bajar y vuelve la inversión. Disciplina, contención del gasto, gestión eficiente. Esta era la hoja de ruta que nos ha permitido llegar hasta aquí y sigue siendo si queremos garantizar que este cambio de ciclo se consolide para el futuro", ha remarcado la alcaldesa. "Nadie tendrá que cuadrar cuentas porque ya las hemos cuadrado nosotros", ha apostillado la delegada de Economía y Hacienda, Concepción Dancausa.

En cuanto al gasto, Ana Botella ha recordado que una de las máximas de su gobierno estos tres años ha sido gastar de forma más eficiente. "Los presupuestos de 2015 son la expresión de una firme convicción y de una opción política, la convicción de que las administraciones han de ser austeras, estables en términos técnicos y que han de administrar de la forma más eficiente posible los recursos con los que cuentan porque esos recursos proceden de los tributos que pagan los ciudadanos", ha defendido.

El resultado de ese esfuerzo ha permitido este año, por primera vez en una década, reducir la presión fiscal en Madrid con carácter global, es decir, con un beneficio para todos los ciudadanos cuantificado en un ahorro medio del 10 por ciento, ha recordado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios