local.cibeles.net

Nuevos neumáticos Bridgestone

Máxima seguridad, en condiciones extremas

Máxima seguridad, en condiciones extremas

viernes 13 de febrero de 2015, 11:27h
Los neumáticos son los únicos elementos del sistema de seguridad de los vehículos en contacto con la carretera. De la mano de Bridgestone y en el circuito Ascari comprobamos por qué deben garantizar seguridad, fiabilidad y prestaciones máximas en todo tipo de condiciones. Con la ayuda inestimable de monitores profesionales, algunos procedentes del automovilismo deportivo, hemos podido experimentar la alta fiabilidad de los nuevos neumáticos Bridgestone en condiciones extremas de velocidad sobre el excitante trazado del circuito Ascari, en Ronda (Málaga), las frenadas sobre superficies encharcadas sin perder la trayectoria o la de circular con un neumático pinchado a velocidades de 80 kilómetros por hora sin que el coche pierda su capacidad para circular de forma segura. El trazado de Ascari, con 5.425 metros, es el más largo de España, tiene una anchura de 12, 2 metros y un total de 26 curvas, 13 a la derecha y otras 13 a la izquierda.



El objetivo de este test de Bridgestone no era otro que el de sensibilizar al usuario, vestido de periodista, por la seguridad en la conducción y la concienciación del incremento de la capacidad de reacción ante situaciones imprevistas que se debe exigir a un buen neumático. Nos enfrentamos a frenadas de emergencia para esquivar obstáculos, habilidades al volante, control del vehículo sobre superficies deslizantes y pruebas de velocidad máxima, en los que los límites los pone cada conductor al volante de los radicales Lotus Elise biplaza sin ayudas electrónicas y los BMW Serie1, M6 y X5.

El primer test marca como prioridad máxima la seguridad en la conducción y se desarrolla en un entorno seguro y ante las situaciones de riesgo más comunes para aprender a prevenirlas y superarlas sin sobresaltos, en pistas de asfalto seco o mojado y a bordo de un BMW Serie 1. En esta prueba, lo fundamental es detener el coche con frenadas a fondo y evitar que se salga de las filas de conos que simulan una calle. Aquí se comprueba la efectividad de los nuevos Bridgestone Potenza S001. Desarrollado para ofrecer las máximas prestaciones deportivas, proporciona igualmente una elevada eficiencia con una reducida resistencia a la rodadura al tiempo que facilita buenas sensaciones deportivas al volante y mantiene una estabilidad intachable a altas velocidades.

Pasamos inmediatamente después a la prueba de los Bridgestone Run Flat (RFT) montados en un BMW X5. Con un neumático desinflado, circulamos sobre el circuito sin que este todoterreno de gran tamaño se inmute. Estos neumáticos permiten recorrer 80 kilómetros después de un pinchazo y a una velocidad de hasta 80 km/h. Una ventaja sobresaliente que evita que un conductor tenga que detenerse a cambiar la rueda sobre el peligroso arcén de una autovía cambiar la rueda y pueda continuar su viaje con seguridad y tranquilidad hasta el taller de reparación.

El siguiente ejercicio consiste en un eslalon de conos. Para salir airoso de la prueba, lo mejor es seguir a rajatabla las recomentaciones del instructor; es decir, dejar de acelerar antes de iniciar el giro para que la parte delantera se hunda y lograr más apoyo por el peso del motor, después, un golpe de acelerador y un leve giro del volante nos ayuda en la salida de cada cono.

La jornada continúa a los mandos de un BMW M5, los Lotus Elise o los Radical SR3 británicos para iniciar los ensayos de conducción deportiva. Aquí se ponen a prueba las técnicas de frenada, el trazado correcto de curvas, el control de las transferencias de peso y todas las maniobras necesarias para controlar el vehículo a altas velocidades. El ritmo de marcha se incrementa en cada vuelta al exclusivo circuito Ascari, en el que ya no queda rastro de los conos porque se trata de rodar a la velocidad máxima que cada conductor se marque, sin cometer errores y, por supuesto, sin salirse de la pista. En la primera vuelta, el objetivo es memorizar el circuito y poner en práctica las órdenes del instructor copiloto. Nos indica que no hay que apurar las frenadas y levantar el pie del acelerador antes de entrar en las curvas para que el morro se hunda, se logre más apoyo en las ruedas delanteras y no se pierda adherencia.

La respuesta de los coches es tan impresionante como firme hasta el punto de que si se cuenta con una cierta destreza es posible superar los 200 kilómetros por hora en la recta de boxes y reducir con el cambio y los frenos hasta llegar a la primera curva a menos de 100 km/h. Todo trascurre en un suspiro. Otra vuelta más y con mejores resultados. Y un último recorrido hasta enfilar nuevamente la recta. Impresionante. Solo en el momento en el que se pisa el freno la espalda comienza a despegarse del respaldo y los ojos vuelven a parpadear después de la concentración a la que han estado sometidos. Y es que la mirada no se ha apartado de la pista ni del campo visual del parabrisas. Así concluye una experiencia de conducción única con los nuevos neumáticos Birdgestone sobre vehículos únicos y en un escenario único de riesgos controlados.
El objetivo de este test: concienciar del incremento de la capacidad de reacción ante situaciones imprevistas que se debe exigir a un buen neumático
El objetivo de este test: concienciar del incremento de la capacidad de reacción ante situaciones imprevistas que se debe exigir a un buen neumático
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios