local.cibeles.net

El escritor mexicano Jordi Soler publica ‘Ese príncipe que fui’

Jordi Soler narra la rocambolesca historia de Federico de Grau-Moctezuma, inspirada en la del estafador Guillem Grau.
Jordi Soler narra la rocambolesca historia de Federico de Grau-Moctezuma, inspirada en la del estafador Guillem Grau.

El último heredero de Moctezuma

viernes 17 de abril de 2015, 09:56h
El escritor mexicano Jordi Soler narra la increíble historia del último descendiente español del emperador Moctezuma en Ese príncipe que fui, una novela en la que también critica a los gobernantes españoles por no percibir “el sentimiento ambiguo y el rechazo” que España suscita a veces en Latinoamérica. “Si no fuera por Latinoamérica, España tendría el peso político, económico y cultural de Polonia, un país de cuarenta y tantos millones de habitantes cuya lengua no habla nadie más”, ha afirmado Soler.

Autor de dos libros de poesía y de diez novelas, Jordi Soler acude al humor y a la ironía para narrar en Ese príncipe que fui la rocambolesca historia de Federico de Grau-Moctezuma, inspirada en la del estafador Guillem Grau, que a mediados de los años cincuenta se hacía pasar por heredero directo del emperador Moctezuma II y que vendía títulos nobiliarios aztecas. “He aprovechado la novela para acabar con ese mito de que los catalanes no participaron en la conquista porque la Corona les hacía de menos. Ahí está el barón catalán Grau, que aparece en las crónicas de Bernal Díaz del Castillo como Grao”, comenta Soler. No se sabe si la princesa Xipaguazin (su nombre en náhuatl significa ‘la hija de la primera estrella de la tarde’) fue secuestrada por el noble español o cedida por su padre para congraciarse con los conquistadores. “Moctezuma era un político y los políticos no se tocan el corazón a la hora de perseguir sus objetivos”, indica el autor, que desde hace años le daba vueltas a esta historia.

El germen de la novela está en Toloríu, un pequeño pueblo del Pirineo leridano en cuya parroquia hay una placa en la que se dice que allí murió la princesa Xipaguazin, hija del emperador Moctezuma II y esposa de Juan de Grau, barón de Toloríu. “Inmediatamente identifiqué esa historia como mía. La existencia de una princesa azteca en la punta del Pirineo es fastuosa”, comenta el autor, que, “tirando del hilo”, llegó “al último heredero del emperador Moctezuma en España”.

El último heredero de Moctezuma
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios