local.cibeles.net

Entrevista con José Manuel López, candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid

"Llevamos a la mejor gente de la sociedad civil"

José Manuel López, candidato de Podemos a la presidencia regional. (Foto: Miguel G. Rodríguez)
Ampliar
José Manuel López, candidato de Podemos a la presidencia regional. (Foto: Miguel G. Rodríguez)
Por Carmen Delgado
x
cdelgadogacetaslocalescom/8/8/23
viernes 08 de mayo de 2015, 20:00h
José Manuel López, candidato de Podemos a la presidencia de la Comunidad de Madrid, aspira a gobernar la región de otra manera: mirando a los ciudadanos, y no a una "red clientelar" que sólo ha favorecido a unos pocos. Sus propuestas no sólo sirven para Madrid, pretenden ser un programa básico para que el Gobierno de España de un verdadero "cambio" democrático.
José Manuel López posa en el parque Isabel Clara Eugenia, en Hortaleza. (Foto: M.G.R.)
Ampliar
José Manuel López posa en el parque Isabel Clara Eugenia, en Hortaleza. (Foto: M.G.R.)

José Manuel López juega como algunos otros aspirantes con el handicap de ser un desconocido para la gran mayoría de los ciudadanos. Pero en el distrito de Hortaleza, donde reside, es bien popular por su implicación ciudadana. De hecho Podemos eligió este barrio para dar el pistoletazo de salida a la campaña electoral, poniendo de relieve que su líder regional es eso, un vecino más. López, de 48 años, padre de dos niñas, es ingeniero agrónomo pero su experiencia vital y profesional siempre ha estado ligada a lo social. Empezó colaborando con asociaciones juveniles como Jóvenes del Parque y fue uno de los fundadores de la emisora Radio Enlace, también trabajó en Ecuador como cooperante y durante ocho años fue director del área social de Cáritas, para dirigir luego la Fundación de Pluralismo y Convivencia, adscrita al ministerio de Justicia. Hasta que llegó el 15M, empezó a cristalizar Podemos y vio que esa indignación podía traducirse en un “buen diagnóstico y un proceso de cambio”. López, al contrario que otros candidatos más dados a postularse al puesto, cuenta que le costó dar el paso y ponerse al frente, a petición de sus compañeros.

José Manuel López se defiende a sí mismo y a sus compañeros de lista ante las dudas de quienes opinan que, por ser simples ciudadanos, pueden carecer de experiencia, del know how para gobernar. Pero quizá sea ese su valor añadido, no ser políticos “profesionales”. “En la candidatura llevamos a la mejor gente de la sociedad civil en cada uno de los campos”, explica. “Cuando hablamos de sanidad, por ejemplo, llevamos a una doctora que lleva años trabajando en la planificación del 12 de Octubre: en el debate, al otro lado había una persona que no había pisado un quirófano en su vida. En deportes –sigue con el ejemplo–, tenemos a alguien que ha sido campeón de España de yudo tres veces, que ha ido a tres olimpiadas, y que sabe lo que es el deporte mal planificado”.

En cualquier caso, si la experiencia de gestión “es Rodrigo Rato, desde luego no es la nuestra”. En Madrid, afirma López, precisamente “todo se ha gestionado pensando en una minoría económica muy reducida y muy clientelar. Esa es la excelencia de gestión del PP, que nos ha hecho pasar de 10.000 millones de euros de deuda en 2008 a 25.000 millones de euros en 2015”. La oposición al PP tampoco ha cumplido las expectativas, aduce el candidato: “Ellos también han estado 20 años mirándose el ombligo, preocupándose más de sus peleas internas que de lo que pasaba, y en algunos casos ha llegado a ser colaborador necesario, lo de Caja Madrid es un caso clarísimo”.

Rescate ciudadano

López tiene claras sus primeras medidas si llega a gobernar. Se trata de hacer un “rescate ciudadano” en 100 días, con decisiones más o menos sencillas que ayuden a paliar la creciente desigualdad entre los madrileños y la precariedad. “No podemos admitir que en una región tan rica como Madrid, donde hay recursos, esté la gente en la calle, que pierda su casa, no pueda comer y pase frío. Eso hay que hacerlo inmediatamente, y eso se hace mejorando situaciones estructurales”.

La creación de una Agencia de Alquiler Público que sustituya al Ivima es una de esas medidas inmediatas: se trataría de convertir a la Comunidad en el “casero” de las 265.000 viviendas vacías que hay en la región. Los propietarios privados “nos dejarían la vivienda para alquilarla, les garantizaríamos la renta y se les bajaría el tramo autonómico del IRPF, y además nos ocupamos del mantenimiento del piso”. Así se consigue un parque en alquiler de unos 20.000 pisos, “que además evita que se hinche de nuevo la burbuja inmobiliaria, y pone dinero en los bolsillos de los ciudadanos para reactivar la economía”. “No podemos admitir que se sigan desahuciando miles de personas mientras se proponen construir más en Chamartín o Campamento”.

Didáctico, pone un ejemplo tras otro de cuáles son las diferencias entre sus propuestas y cómo se han hecho las cosas hasta ahora. En sanidad, recuerda, “han construido ocho hospitales, pero con un sistema que hace que sean de las constructoras, que nos los alquilarán durante 30 años; una obra que costaba 700 millones de euros, al final vamos a pagar por ella 3.500”. Para terminar, añade, teniendo menos camas hospitalarias y derivando pacientes a la privada. “En cualquier empresa privada en la que yo he trabajado, eso supondría el despido fulminante del director”. Esa es otra de sus medidas inmediatas: “El primer día por la mañana quitaríamos la derivación a hospitales privados, y eso mejoraría la sanidad de los madrileños en una semana”.

La lucha contra la corrupción, inaplazable también: el candidato de Podemos no quiere quedarse en investigar “el ático de González” o las tarjetas black, sino poner el foco en la trasparencia, creando un portal web donde cualquier ciudadano pueda ver la agenda de los políticos. “Tampoco estamos hablando de una locura, en el Reino Unido todo el mundo puede ver si has comido con tal o cual empresa, hay que saberlo”. Y para eliminar el clientelismo la propuesta es crear una especie de feria anual de la licitación pública madrileña: “Se trata de explicarle a todas las empresas de la Comunidad de Madrid qué vamos a hacer ese año con el presupuesto, pymes, pequeñas, grandes, para que desde enero puedan preparar los concursos. Ahora mismo se publican con dos días, bajo la mesa se pasan las ofertas…” y el resultado es que siempre se llevan las adjudicaciones las mismas grandes compañías.

Frente a la libertad de elección del área única que promueve el PP, Podemos opta por lo contrario, un área territorial de bienestar, que son “unidades sensatas de trabajo: la idea es que coincidan con los servicios de educación, sanidad y servicios sociales, así se pueden ajustar en función de la demanda de la población”. Que todo el mundo pueda ir andando al colegio o al médico, que es lo que quiere la gran mayoría. “Me decía hace poco el director del colegio de mis hijas que nunca pensó que tendría que hacer un tríptico publicitario para competir por el alumnado, no tiene sentido”, relata un padre que tampoco ve claro el modelo de bilingüismo, que habría que analizar.

Financiación

Y la pregunta del millón, ¿de dónde se saca dinero para mejorar la educación, la sanidad, garantizar rentas mínimas? Podemos presentó su programa electoral unos días después de esta entrevista, pero López despejó algunas dudas, señalando a la equidad y la progresividad de los impuestos. “Hay que recuperar el impuesto de Patrimonio: hay 14.000 personas muy acaudaladas en Madrid, sobre una población de seis millones, que dejan de pagar 600 millones de euros al año, es casi el 4% del presupuesto regional, con eso se pueden hacer muchas cosas”. También se reforma el impuesto de Sucesiones: “Si tus padres te dejan su casa, no tendría sentido pagar por ella, pero si heredas medio millón de euros, pues habrá que pagar algo, y si son cinco millones, pues más”.

Aunque José Manuel López está “pensando en gobernar” el 24M, lo cierto es que es una satisfacción comprobar que “el cambio es un hecho, el bipartidismo se ha acabado”. Pero es consciente de que el panorama es incierto: “Cuatro de cada diez madrileños no sabe aún a quién va a votar, eso nunca había pasado, y la expectativa de participación llega al 80%, eso es una buena noticia para la democracia”. Por eso hay que plantearse cómo pactar y articular mayorías: “Estamos dispuestos a hablar con todo el mundo, pero lo importante no es el pacto, lo que nos estamos jugando es si hay cambio o alternancia”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios