local.cibeles.net

Yolanda Rodríguez, edil del distrito, no pudo asistir por baja

Se constituye el Pleno de la Junta de Hortaleza

El Pleno de constitución de la Junta de Hortaleza fue presidido por Guillermo Zapata.
Ampliar
El Pleno de constitución de la Junta de Hortaleza fue presidido por Guillermo Zapata. (Foto: Miguel G. Rodríguez)
Por Carmen Delgado
x
cdelgadogacetaslocalescom/8/8/23
miércoles 18 de noviembre de 2015, 12:42h
El pasado 5 de noviembre en el salón de la Junta de Hortaleza no cabía un alfiler: hubo que traer más sillas para acomodar a todos los vecinos que no quisieron perderse la constitución del Pleno del distrito, probablemente gracias a que la convocatoria era a las seis de la tarde. Nervios e ilusión entre los nuevos vocales vecinos, especialmente entre los de Ahora Madrid, que se estrenaban en el gobierno municipal del distrito. Entre los del Partido Popular, PSOE y Ciudadanos, la mayoría repiten cargo.


  • Raquel Anula, portavoz de Ahora Madrid

    Raquel Anula, portavoz de Ahora Madrid

  • Jorge Donaire y Ramón Silva, del PSOE

    Jorge Donaire y Ramón Silva, del PSOE

  • Óscar Alegre e Inmaculada Sanz, del PP

    Óscar Alegre e Inmaculada Sanz, del PP

  • Juan Escrivá, portavoz de Ciudadanos

    Juan Escrivá, portavoz de Ciudadanos

  • Público asistente.

    Público asistente.

La excepción del acto estuvo marcada por la ausencia de la concejala presidenta del distrito, Yolanda Rodríguez, que tuvo que perderse la constitución del Pleno ya que ha estado tres semanas de baja a causa de un accidente de tráfico: la edil ha padecido las secuelas de un latigazo cervical, que le ha obligado a estar de reposo hasta hace unos días, afortunadamente sin consecuencias más graves.

En su lugar, presidió la sesión el concejal de Ahora Madrid Guillermo Zapata, vicepresidente del Pleno cuya función es suplir, precisamente en estos casos, a la titular del órgano de gobierno. Zapata dio la bienvenida a concejales, vocales, vecinos y entidades ciudadanas presentes, y pasó a leer el decreto de nombramiento de los nuevos representantes políticos, que juraron o prometieron su cargo entre fotos y vídeos de los familiares que no quisieron perderse el momento.

Los portavoces de las cuatro formaciones tomaron a continuación la palabra, con un denominador común: trabajar por mejorar la calidad de vida de todos los vecinos de Hortaleza y reivindicar el aumento de competencias para los distritos. El primero en intervenir fue Juan Escrivá, portavoz de Ciudadanos, que leyó su intervención y se remontó al Conde de Romanones para recordar que fue él quien reglamentó las funciones de los “alcaldes de barrio”, precedente de los distritos, y se comprometió a trabajar por todos los vecinos en la “cosa comunal” y realizar un “plan cuatrienal evaluable”.

Por parte del PSOE hubo dos intervenciones: la de su concejal Ramón Silva, que se sentó en la bancada de los socialistas con voz pero sin voto, y felicitó en primer lugar a los populares, que tuvieron mayoría de votos en el distrito en las pasadas elecciones, pero también a Ahora Madrid y Ciudadanos por su entrada en el gobierno municipal. Luego tomó la palabra el portavoz del grupo, Jorge Donaire, ya conocido de la anterior legislatura. Donaire destacó “el gusto que daba” ver la sala llena de vecinos, y reclamó más recursos institucionales, económicos y humanos para poder descentralizar las competencias “con más eficacia y eficiencia”. Recalcó el socialista que el PSOE “no forma parte del gobierno, somos oposición”, aludiendo al pacto de investidura que permite gobernar a Manuela Carmena, pero también mostró la disposición al diálogo “cumpliendo nuestro programa”.

Óscar Alegre, portavoz nominal de los populares, cedió sin embargo la palabra a la concejala Inmaculada Sanz, quien sí ocupa puesto de vocal en la Junta. Sanz quiso que constara en acta su desacuerdo con que el socialista Silva interviniera en el Pleno, ya que “los concejales no vocales no forman parte de la Junta”. Sanz recordó que esta opción no figura en el Reglamento de los Plenos, “pero tampoco ha habido acuerdo político”. Aunque en la sala también estaba presente el concejal de Ciudadanos Sergio Brabezo, quien será responsable de Hortaleza entre otras ocupaciones, Brabezo siguió la sesión sentado entre el público y no intervino: tanto socialistas como Cs habían defendido la posibilidad de que sus ediles actuaran con voz pero sin voto, situación que Guillermo Zapata se comprometió a trasladar a Nacho Murgui, concejal de gobierno de Participación Ciudadana.

Sanz también recriminó la tardanza en la constitución del Pleno –“ya es hora, han pasado cinco meses”, señaló- y pidió que se pusieran a trabajar en los problemas urgentes e importantes del distrito. “Haremos una oposición rigurosa, firme y contundente”, anunció la edil, dispuesta a “colaborar”.

La última intervención fue la de Raquel Anula, portavoz de Ahora Madrid, que agradeció a “todas” su asistencia, y al tejido social su movilización “desde tiempos de Franco, porque sin ese tejido vecinal nada es posible”. Anula recordó que su programa parte de las propuestas de estas asociaciones vecinales que llevan años trabajando por el distrito en materia de medioambiente, desigualdad o economía, y acabó su intervención recordando la concentración estatal contra la violencia machista que se celebraría el 7 de noviembre, “Yo voy. Nosotras vamos”.

Guillermo Zapata cerró el turno de intervenciones dando la enhorabuena a los nuevos vocales vecinos, aunque dejó a Yolanda Rodríguez, a quien todos desearon una pronta recuperación, su felicitación para la próxima sesión. Pero sí les pidió que se centraran en el “servicio a los vecinos”: el “hipervisibilizado” edil que estuvo en el punto de mira por sus chistes en Twitter recordó que aunque el pleno de Cibeles está sometido a una gran “atención mediática” y las intervenciones de los diferentes grupos resultan “mucho más apasionadas”, los plenos de las juntas deberían trabajar “con una nueva lógica política”.

Anécdotas

El último punto del orden del día, el establecimiento del calendario de plenos ordinarios a partir de ahora el tercer martes de cada mes, se cerró con la abstención del Partido Popular. Dos anécdotas: Inmaculada Sanz alegó que el PP se abstenía porque no habían sido consultados sobre esta decisión, aunque los socialistas aseguraron que sí se les había comunicado. Y en el recuento de votos, Zapata también tuvo que aclarar que él también estaba a favor de la propuesta: Ahora Madrid tiene nueve votos, por lo que necesita los cuatro del PSOE para obtener la mayoría frente a los nueve del Partido Popular y los tres de Ciudadanos. La falta de asistencia de algún vocal, a partir de ahora, puede significar que las proposiciones del equipo de gobierno no salgan adelante, algo a lo que habrá que habituarse tras 24 años de cómodas mayorías absolutas del PP.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios