local.cibeles.net

Especial Castelló

¿CÓMO LLEGAR? La entrada principal de la parroquia se encuentra en el número 36 de la calle de Diego de León, haciendo esquina con la de Castelló. La línea de autobús más cercana sería la 61 y el Metro, algo distante, la parada de Diego de León.
¿CÓMO LLEGAR? La entrada principal de la parroquia se encuentra en el número 36 de la calle de Diego de León, haciendo esquina con la de Castelló. La línea de autobús más cercana sería la 61 y el Metro, algo distante, la parada de Diego de León.

Una parroquia que creció con el barrio

jueves 19 de noviembre de 2015, 11:43h
Los Misioneros Oblatos llegaron cuando el sonido era el de los gallos y bramidos de las vacas. Castelló también guarda espacio para el culto. En concreto, en su cruce con Diego de León se alza la parroquia Virgen Peregrina de Fátima de los Misioneros Oblatos de María Inmaculada.


El 18 de noviembre de 1882 llegaban los primeros Oblatos de María Inmaculada a Madrid, como capellanes de las Religiosas de la SAFA (Sagrada Familia de Burdeos), una congregación que mantuvo una estrecha colaboración con los mismos oblatos durante todos estos años. Debido a la amistad que unía a los fundadores de ambas congregaciones. 
La persecución religiosa de los años treinta supuso un duro golpe para la vitalidad de la naciente provincia. La casa de Pozuelo de Alarcón y ésta de Diego de León en Madrid, fueron asaltadas y veintidós religiosos, más un padre de familia amigo de la Congregación fueron martirizados. Su causa de Beatificación está introducida esperando la aprobación de la Iglesia para elevar a los altares a estos religiosos para nosotros Siervos de Dios.

“Hemos sido protagonistas a idéntico nivel los Misioneros Oblatos y los vecinos del barrio. 
Entre todos hemos estado formando una comunidad fraterna, creadora y dinámica.
La transformación del barrio ha ido al unísono con la transformación de la vida religiosa. 


El barrio de antaño

Conocimos la época en que eran los gallos y el bramido de las vacas en el establo, los que saludaban las luces de la mañana, en competencia con aquel tranvía lento y chirriante que se había enseñoreado de la calle. 
Todo el barrio se ha transformado. Esa misma transformación reflejada en la reseña , se ha llevado a cabo en la actual Parroquia Virgen Peregrina, gracias a la ilusión y colaboración, codo con codo de los Misioneros Oblatos , de los feligreses y de muchos amigos entrañables que viven fuera de la Parroquia...”.

Además de las eucaristías, cuy horario de invierno pueden consultar en el cuadro a la izquierda de estas líneas, todos los días los confesionarios están disponibles para los feligreses que deseen recibir el ministerio de la reconciliación. Otro de los ministerios también muy querido en la parroquia es la atención a inmigrantes.
Desde hace años se reúnen grupo de inmigrantes en la parroquia.

Una parroquia que creció con el barrio
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios