local.cibeles.net

Especial Castelló

A LAS ÓRDENES DE FERNANDO VII. Fernando VII acudió y apoyó a Pedro Castelló para conseguir la libertad de muchos catedráticos que se hallaban presos a raíz de la iniciación del ‘despotismo’, teniendo además protagonismo en el levantamiento de la Facultad de Medicina, la mejor de España del siglo XIX.
A LAS ÓRDENES DE FERNANDO VII. Fernando VII acudió y apoyó a Pedro Castelló para conseguir la libertad de muchos catedráticos que se hallaban presos a raíz de la iniciación del ‘despotismo’, teniendo además protagonismo en el levantamiento de la Facultad de Medicina, la mejor de España del siglo XIX.

Una calle que era un bosque

jueves 19 de noviembre de 2015, 12:15h
Esta vía rinde homenaje a don Pedro Castelló Ginesta, famoso médico nacido en el siglo XVIII. Los terrenos que ahora ocupa la calle de Castelló, en honor al famoso médico Pedro Castelló Ginesta, a quien se le debe, entre otras cosas, la consecución de créditos y apoyos para levantar el actual edificio de la Facultad de Medicina, estaban ocupados, hasta hace algo más de un siglo y medio por un extenso bosque, del que manaban fuentes de agua. Hoy en día, la calle discurre por la cuadrícula que forma el barrio de Salamanca y en sus manzanas se suceden residencias, comercios y oficinas.

Esta vía, que comienza en la calle de Alcalá y termina en la de Pedro de Valdivia–ya en el distrito de Chamartín, estaba ocupada, hasta hace poco más de un siglo y medio, por un extenso bosque del que manaban fuentes de agua.

Debe su nombre al famoso médico Pedro Castelló Ginesta, nacido en 1770 en una localidad leridana llamada Guisona. Este prestigioso galeno realizó todos sus estudios primarios con brillantez y obtuvo muy joven el título de médico. A los 26 años, guiado por el deber patrio, se enroló en el regimiento de caballería de Alcántara, donde ejerció su profesión. Sólo cinco años después, fue nombrado catedrático de la Universidad San Carlos, donde fundó la primera Facultad de Medicina madrileña.

A partir de entonces decidió dedicar todos sus esfuerzos al progreso de los estudios de su, ya por entonces, reconocido centro.

Gracias al aprecio que le tenía, Fernando VII consiguió proteger del destierro a algunos de sus colegas que eran perseguidos por ideas liberales.

A él se debe también la consecución de facilidades, apoyos y créditos para levantar al actual edificio de la Facultad de Medicina. Pedro Castelló abusó de sus influencias en la corte para que se firmara el decreto del 12 de mayo de 1831, por el que se cedía para este fin, tras los esfuerzos empleados, el terreno del hospital de La Pasión.

Se hallan edificios de gran prestigio, además de los palacetes típicos del barrio.

Una calle que era un bosque
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios