local.cibeles.net

Entrevista con la concejala del grupo municipal del Partido Popular Ana Román

La concejala popular Ana Román durante la entrevista.
Ampliar
La concejala popular Ana Román durante la entrevista.

Nacho Murgui es “continuista”

Por Raquel Bellón
x
nortegacetaslocalescom/5/5/20
martes 15 de diciembre de 2015, 12:06h
Casi cuatro años al frente de la presidencia de la Junta Municipal de Retiro y ahora le toca hacer oposición en el mismo espacio.
Ana Román llegó al distrito de Retiro en 2012 después de que Ángel Garrido, su predecesor, fuera nombrado presidente del Pleno. Desde el primer momento tuvo claro que su trabajo se tenía que hacer del lado de los vecinos. Por ello, no dudó en echarse a la calle y patearse el distrito de cabo a rabo.
Durante el tiempo que ha durado su mandato ha visitado los centros culturales, los de mayores, los colegios, los espacios destinados a los servicios sociales y los mercados, entre otras cosas, y no sólo una vez sino en varias ocasiones. Asimismo, mantuvo encuentros con todo tipo de asociaciones y puso en marcha su programa Calle a Calle, un espacio en el que Román visitaba un barrio de Retiro para a continuación celebrar una asamblea vecinal.
Con esta trayectoria, ahora le resulta muy curioso que el actual concejal presidente, Nacho Murgui, defienda la celebración de reuniones con vecinos. “Ha introducido –Murgui– como innovación las asambleas vecinales pero yo las puse en marcha durante toda mi legislatura como presidenta. Yo me movía por todo el distrito. Esa iniciativa ya la puse yo en marcha”.
Pero no sólo en este punto es donde ve coincidencias con su anterior forma de gobierno. La que fuera presidenta de Retiro defiende como suya la idea de cerrar el gran despacho del que disponían los ediles y darle otra utilidad, como por ejemplo, la instalación en ese espacio de la Agencia de Empleo. “Yo siempre he dicho que me parecía un despacho muy grande para cualquier trabajo. Convencí a un técnico de la Junta para ver qué se podía hacer y como no había dinero dije que no quería que gastase un solo un euro en este despacho porque tenía otras prioridades. Por eso, dejé parado ese proyecto”. Todo ello lleva a Román a decir que la política de Murgui es “continuista”. “No veo grandes innovaciones”, apunta.
A Murgui lo conoce bien de su anterior etapa y en esta nueva andadura le pide que gobierne para todos y “no sólo para los que le han votado”. De esta manera, desde su trabajo en la oposición, Román controlará que el actual equipo no haga una política sectaria. “En aquello que pueda haber un cierto sectarismo estaremos vigilando y lo denunciaremos. Si yo hubiera practicado una política sectaria no hubiera cedido, por ejemplo, parte del centro cultural Luis Peidró a diferente entidades vecinales. Sin embargo, en todo lo que pueda ser bueno para el vecino estaremos de acuerdo”, argumenta concejala popular.
De cara al futuro, Román lo afronta con entusiasmo y ganas. “Voy a seguir con la misma política de reunirme con los vecinos y asociaciones. voy a recorrerme las calles y todos los proyectos que no se pudieron poner en marcha, lo intentaré ahora”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

2 comentarios