local.cibeles.net

Vino con personalidad

Bodegas Vihucas (La Mancha)

Bodegas Vihucas (La Mancha)

viernes 08 de enero de 2016, 10:08h
Desde hace más de 40 años, recoge la tradición de tres generaciones de viticultores y bodegueros y las más importantes innovaciones tecnológicas y de proceso para elaborar vinos ecológicos de autor de alta calidad. Con una sensibilidad especial para conectar la tradición con las inquietudes más actuales, bodegas Vihucas demuestra con su saber hacer en qué consiste el vino del siglo XXI.

Vihucas es una bodega familiar, situada en el corazón de La Mancha, que destaca por su manera de entender la producción de vinos de calidad conectada con el siglo XXI. Desde los años setenta, recoge la tradición de tres generaciones de viticultores y bodegueros, a la que une las más importantes innovaciones tecnológicas y de proceso para elaborar vinos de alta calidad. Toda la producción procede de 20 hectáreas de viñedos propios de cultivo ecológico, entre los que se encuentran viñas viejas de cencibel (tempranillo), viñas jóvenes de merlot, así como las de graciano y chardonay. Todo ello, en la actualidad, bajo la dirección de Ana Martin Orzain.

Si algo caracteriza a esta bodega, es su intención de conectar con las inquietudes del consumidor actual, que abarcan desde las nuevas tecnologias y el e-commerce, a la sostenibilidad medioambiental y la cultura. Pero admás, en bodegas Vihucas están potenciando el comercio de proximidad, atendiendo además a grupos de comercio de productos ecológicos.

Dentro de esta concienciación, Vihucas apuesta por la sostenibilidad, analizando minuciosamente ‘su’ huella de carbono y trabajando para disminuirla con el objetivo de aproximarse al denominado impacto cero.

En esta línea de acción se ubica su cuidada producción, comercializada en su totalidad bajo la marca Vihucas, a la que, a partir de la cosecha de 2012, se une un etiquetado en el que se recoge su producción ecológica. A día de hoy, entendemos por vinos ecológicos aquellos que han sido elaborados con uvas procedentes de agricultura ecológica. Durante todo este tiempo, en Bodegas Vihucas se han elaborado grandes vinos, innovando desde en el cultivo hasta en las manera de comercializar sus productos. Porque sus responsables están convencidos de que el mejor vino siempre se comienza a elaborar en el viñedo. Por eso, entre sus prácticas habituales está la ‘vendimia en verde’, con el objetivo de ajustar la producción de cada variedad de uva a la capacidad de la planta, y la ‘vendimia nocturna’, manual y en cajas de 18 kilos, lo que les permite que la uva entre fresca y entera en bodega, manteniendo intactas sus propiedades hasta el proceso de vinificación.

Vanguardia en vinos

Vihucas es sobre todo la familia Huerta. De Victoriano Huerta Castro no viene sólo el nombre; él ha retomado la tradición viticultora de sus ancestros hace casi 40 años. Sus hijos, María Angeles y Victoriano se han hecho cargo de la bodega familiar a partir de 2007.

A parte de familiares, Vihucas está formado de compañros que llevan tantos años colaborando, que ya son parte de la familia, a la que hace poco se ha incorporado la enóloga Ana Martínez Onzain, una de las más demandadas en su sector dentro y fuera de nuestras fronteras.

Con su ayuda, Vihucas quiere seguir mejorando sus vinos, aprendiendo e innovando en su camino por la sostenibilidad y demostrando que una bodega pequeña puede hacer grandes vinos.

Un paso más de Vihucas para estar en la primera línea de la viticultura española.

Calidad mejorada y adaptada a los nuevos gustos

Los suelos en los que están plantadas las viñas de Vihucas son principalmente calcáreos, muy poco pedregosos y están ubicados en la zona de la Mancha Húmeda, Reserva de la Biosfera desde 1980, en Villacañas –Toledo–. En ellos están plantas las viñas de Cencibel, Merlot y Graciano, en tintos; y Chardonay y Malvar, para blancos. Los vinos elaborados durante esta nueva etapa han mantenido y hecho crecer a la marca Vihucas, mejorando la calidad y adaptándose a los nuevos gustos del mercado. Por lo general, son vinos muy gustosos, con mucho cuerpo, color y estructura, que los hace idóneos para perdurar en el tiempo.

El resultado, aplauso unánime de la crítica y el público.

Colección Familiar. Vino de uvas 100% de la variedad merlot, recolectadas a mano en 2009 –vendimia nocturna, iniciada por cata de uva. Crianza en barricas de roble francés durante 6 meses. Límpio, brillante, con un color rojo rubí, casi negro con apenas evolución. Alta intensidad aromática, potente y personal. En boca, desde el primer sorbo, percibimos un gran vino: denso, potente, bien estructurado, elegante y aterciopelado. Gran persistencia y plenitud de sensaciones táctiles y gustativas, que invitan a tomar otro sorbo.
PVP: 11,40 euros.

Ecológico Cubas. Vino de uvas de la variedad cencibel (tempranillo) y merlot, recolectadas a mano en 2013 y vendimia nocturna y manual. El vino cencibel de 2013 permaneció en barica durante doce meses. Vino redondo con un paso en boca muy amable. Con taninos redondeados y un sabor que no desmiente a la nariz, con la misma presencia de fruta confitada a la que se añade toques de frutos secos y orejones. En nariz es limpio, de intensidad media-alta y con muy poca evolución.
PVP: 7,30 euros.

Ecológico Cosecha. Vino de uva Cencibel –tempranillo– en un 60%, merlot en el 20% y graciano en el 20% restante. Recolectada mediante vendimia manual y nocturna en 2014 y, tras un breve paso por barrica, se embotella en marzo de 2015. De un color granate, con ribetes color de fresa que verifican su juventud, en nariz es limpio, fresco y complejo. En conjunto, tiene un aroma en el que predomina la presencia de fruta negra con pistas de regaliz y tonos balsmámicos.
PVP: 4,80 euros

Amor de tinto. Un vino de corte muy moderno, con una presentación divertida, casi irreverente, que no deja indiferente al consumidor. Pensado para tomar en cualquier ocasión. Muy agradable para ser consumido entre los 14 y los 16 grados. De uva cencibel y merlot y sin envejecimiento en barrica, se trata de un vino seco, con una acidez media-alta y muy bien equilibrada con el alcohol. El final es largo, sorprendente para un vino tan joven, fresco y que invita a seguir bebiendo.
PVP: 5,20 euros

Vihucas es sobre todo la familia Huerta. De Victoriano Huerta Castro no viene sólo el nombre; él ha retomado la tradición viticultora de sus ancestros hace casi 40 años. Sus hijos, María Angeles y Victoriano se han hecho cargo de la bodega familiar a partir de 2007.
A parte de familiares, Vihucas está formado de compañros que llevan tantos años colaborando, que ya son parte de la familia, a la que hace poco se ha incorporado la enóloga Ana Martínez Onzain.
Vihucas es sobre todo la familia Huerta. De Victoriano Huerta Castro no viene sólo el nombre; él ha retomado la tradición viticultora de sus ancestros hace casi 40 años. Sus hijos, María Angeles y Victoriano se han hecho cargo de la bodega familiar a partir de 2007. A parte de familiares, Vihucas está formado de compañros que llevan tantos años colaborando, que ya son parte de la familia, a la que hace poco se ha incorporado la enóloga Ana Martínez Onzain.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios