local.cibeles.net

El Tribunal Supremo da la razón al Ayuntamiento

Prohibida la promoción de productos y servicios en vehículos

Por Mamen Hernández
x
centrogacetaslocalescom/6/6/21
miércoles 22 de octubre de 2014, 12:40h
 (Foto: Miguel G. Rodríguez )
(Foto: Miguel G. Rodríguez )

El Tribunal Supremo ha dado la razón al Ayuntamiento de Madrid en relación a la prohibición de publicidad exterior en vehículos. El fallo, emitido el pasado 13 de marzo, entiende que el Consistorio tiene las competencias para limitar la contaminación visual de promoción a los vehículos de empresas y a los de transporte de viajeros.

La Sala Tercera de lo Contencioso-Administrativo ha estimado así el recurso de casación interpuesto por el Ayuntamiento y declara conforme a derecho el artículo 2.2 de la Ordenanza de Publicidad Exterior aprobada en 2009. Este artículo “prohíbe la publicidad en cualquier tipo de vehículo o remolque, en circulación o estacionado, excepto la que se realice en los vehículos destinados al transporte público de viajeros. En aquellos vehículos que pertenezcan a actividades económicas podrá figurar un elemento de identificación, nombre y/o logotipo de la razón social de la empresa o de su titular o de la marca comercial del producto, sin mención de promociones de productos y servicios”. Por su parte, “la instalación de publicidad en vehículos auto-taxis se regulará por su normativa municipal específica”.

El litigio arrancó el pasado 2009 cuando la Comunidad interpuso un recurso contra la Ordenanza municipal en el que solitaba declarar nulos 15 de sus artículos. Entonces, el Tribunal Superior de Justicia, en sentencia de 18 de noviembre de 2010, le dio la razón al Gobierno regional al anular el artículo 2.2 que prohíbe la publicidad en vehículos, salvo los destinados al transporte público de viajeros.

Ante esta situación, el Ayuntamiento interpuso un recurso de casación al considerar que "se infringían tanto la autonomía local como las competencias municipales en materia de medioambiente y de ordenación del tráfico de vehículos y personas en vías urbanas, que permiten regular la publicidad móvil". La Comunidad, por su parte, hizo lo propio solicitando anular del artículo 3 (nuevas formas de publicidad experimentales) y artículo 7 (condiciones de iluminación de los locales), por incongruencia de la sentencia y por considerar que se infringían los principios de seguridad jurídica, proscripción de la arbitrariedad y libertad de empresa.

Ahora el Tribunal Supremo ha estimado el recurso de casación del Ayuntamiento de Madrid por entender que la prohibición de publicidad móvil es competencia de éste y conforme a derecho. Además le parece razonable que se limite para menor contaminación visual y saturación del tráfico a los vehículos de empresa y al transporte público de viajeros. Al mismo tiempo desestima en su integridad el recurso de la Comunidad de Madrid por no apreciar ni incongruencia de la sentencia, ni infracción constitucional.

 

 

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios