local.cibeles.net

Los pisos de Parque de Santa María, de alquiler, salen a al venta

800 familias podrían perder su casa

Muchos bloques del Parque de Santa María están en régimen de alquiler.
Ampliar
Muchos bloques del Parque de Santa María están en régimen de alquiler. (Foto: Miguel G. Rodríguez)
Por Carmen Delgado
x
cdelgadogacetaslocalescom/8/8/23
miércoles 03 de febrero de 2016, 12:52h
800 familias del parque de Santa María viven en la incertidumbre de saber si podrán seguir en los que han sido, durante más de 40 años, sus hogares. Los bloques de las calles de Santa Susana, Santa Adela, Santa Virgilia o Virgen del Carmen fueron levantados en los años 60 por la inmobiliaria de la familia Miarnau-Banús, que los explotaba en régimen de alquiler. Sin embargo, tras dividirse la empresa entre sus herederos, los inquilinos están recibiendo cartas comunicándoles que sus pisos están en venta.

Como explica Luis Seisdedos, uno de los afectados y miembro de la comisión de la Asociación de Vecinos La Unión de Hortaleza, que se ha puesto en marcha para coordinar posibles actuaciones –se reúnen en Santa Susana, 55–, “no sabemos qué intención tienen, si nos renovarán el contrato, subirán el alquiler o pretenden gentrificar el barrio”, refiriéndose al proceso de transformación de una zona humilde en un lugar de moda para propietarios más pudientes.

Situación diversa
De momento, la situación entre las familias afectadas es diversa. Hay mayores con contratos de renta antigua, a los que no se puede echar ni subir el alquiler por encima del IPC, apunta Luis. Algunos han accedido a la compra. Otras, con contratos posteriores al año 94, a quienes les han llegado cartas comunicándoles que el propietario es ahora un fondo de inversión –Ponca Investments y Picto Investments– que pretende vender el piso “y nos niegan el derecho de compra preferente porque hay una cláusula abusiva en el contrato diciendo que renunciamos al derecho de tanteo”.
En cualquiera de los casos, la situación es alarmante: muchos afectados “tienen más de 60 años ya su edad no pueden pedir una hipoteca que varía entre 30.000 y 70.000 euros”, enumera Luis, mientras los más jóvenes, con contratos que rondan los 500 euros, no podrían afrontar alquileres más altos y tendrían que dejar su barrio. “Es legal, pero es inmoral, se vulnera el derecho fundamental a la vivienda, se especula con la vida de las personas y nos deja desprotegidos”, resume Luis.
Los afectados están pensando en emprender acciones legales, además de acudir a la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento a pedir su mediación, y promover movilizaciones.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)

+
2 comentarios