local.cibeles.net

El Rey del Juego, nueva novela del novelista malagueño Juan Francisco Ferre

El escritor malagueño Juan Francisco Ferré, flamante ganador del último premio Herralde de novela, afirma, al hablar de su nueva obra, ‘El juego del Rey’, que 'este mundo sólo se entiende mirando pantallas sin parar'.
El escritor malagueño Juan Francisco Ferré, flamante ganador del último premio Herralde de novela, afirma, al hablar de su nueva obra, ‘El juego del Rey’, que "este mundo sólo se entiende mirando pantallas sin parar".

Vendo el mundo desde una pantalla

Por Paz Romanillos
x
promanillosgacetaslocalescom/11/11/26
miércoles 30 de marzo de 2016, 11:35h
El novelista malagueño Juan Francisco Ferré, que trató el caso de Strauss-Kahn en su penúltima novela, ‘Karvanal’, efectúa una crítica de la España actual en su última obra, ‘El Rey del juego’ . Vídeos pornográficos, drogas de síntesis, videojuegos y ramificaciones argumentales que parecen caídas en barrena inundan las páginas de su última novela porque, según el autor, ese mundo lleno de pantallas sólo es soportable “tomando sustancias indigestas con que aprender a tolerar lo que aparece todo el tiempo en ellas”.


Sobre si la realidad de España se parece a la realidad virtual de los juegos, señala que ve a España “como a otros países del mundo, atrapada en un videojuego diseñado y jugado por otros poderes innombrables. Un siglo después, el '¡Que inventen ellos!' de Unamuno ya no nos convierte en la 'Reserva Espiritual de Occidente', ya sólo creen en esa idea los banqueros y los publicistas de los banqueros, sino en la 'Reserva Universal de Licenciados Parados de larga duración'; exportar mano de obra cualificada puede ser nuestro gran logro en el siglo XXI”, añade.

Ferré confiesa que El Rey del Juego, una novela barroca y excesiva, se le ocurrió “cuando un partido como Podemos aparece en el horizonte político español al mismo tiempo que abdica el decrépito Rey Juan Carlos y España es humillada en el Mundial de fútbol”. Sobre su protagonista, un hombre divorciado, admite que se trata de “un paria y una víctima, porque se da la paradoja de que lo políticamente correcto se ha vuelto reversible y puede ser muy peligroso para el orden establecido”.

A la pregunta de si una doble de Cristina Pedroche que se llame Marta Sánchez y sea agente secreto es un personaje creíble, no duda en afrmar que”mucho más creíble, en cualquier caso, que los personajes mediáticos en que se inspira para burlarse de ellos; lo creíble o increíble de las cosas depende de nuestro grado de candidez”.

De la poca pasión que su oficio, la literatura, provoca en los jóvenes, Ferré asegura que “lo malo no es que la literatura desaparezca del mundo, o que el mundo desaparezca de la literatura, allá la literatura, allá el mundo; el mundo, en cualquier caso, no durará mucho más que la literatura, su desprecio a esta lo condena al infierno banal de las redes sociales. Lo peor es que la gente no lea más que cursilerías, visiones pacatas de la realidad, biempensantes o políticamente correctas, para poder armarse de valor y seguir soportando este mundo que se ha vuelto insufrible para la mayoría”

Especie autodestructiva

"Somos una especie autodestructiva, por definición genética, y no me preocupa demasiado nuestro futuro; cuando la Tierra se harte de nosotros nos destruirá y punto; me aburren los predicadores de aldea que siempre hablan del cambio climático y demás preocupaciones mediocres del padre de familia sin horizonte; el capitalismo es más devastador con las almas de sus consumidores que con la naturaleza".

Ferré admite que sus explosivos planteamientos narrativos y el mundo delirante en el que sumerge al lector pueden acogerse al magisterio en El hombre que fue jueves de Chesterton y “a la visión invertida de la realidad y la locura de los personajes de Alicia a través del espejo, de Carroll”.

Descarta, no obstante, hallarse en la estela del esperpento porque éste “con o sin Valle Inclán, es un concepto de realismo limitado a la caricatura y la ridiculización” y Ferré prefiere “por su exuberancia y vitalidad, el realismo carnavalesco de Rabelais, la alegría subversiva de la sátira menipea, la ironía cervantina, el humor patafísico de Jarry o el ingenio y la comicidad de Queneau y Cabrera Infante”.

El Rey del Juego
Juan Francisco Ferre
Anagrama

El protagonista y narrador de esta novela, Axel Bocanegra –escritor cuarentón, divorciado, con una hija y que no está precisamente en su mejor momento–, aparece en la primera escena en su casa, viendo porno en el sofá mientras se bebe más de media botella de Jack Daniels. Estamos en la España de 2014, y dos admiradores de su obra –dos hermanos o supuestos hermanos– lo convocan en el bar de Bringas para charlar de fútbol y otros asuntos filosóficos...
El Rey del Juego Juan Francisco Ferre Anagrama El protagonista y narrador de esta novela, Axel Bocanegra –escritor cuarentón, divorciado, con una hija y que no está precisamente en su mejor momento–, aparece en la primera escena en su casa, viendo porno en el sofá mientras se bebe más de media botella de Jack Daniels. Estamos en la España de 2014, y dos admiradores de su obra –dos hermanos o supuestos hermanos– lo convocan en el bar de Bringas para charlar de fútbol y otros asuntos filosóficos...
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios