local.cibeles.net

Los grupos municipales están aunando esfuerzos para cerrar acuerdos, por encima de las siglas

Aquí se trabaja por los vecinos

La Junta Municipal de Retiro celebró su Pleno de abril cerrando acuerdos en beneficio de los vecinos.
Ampliar
La Junta Municipal de Retiro celebró su Pleno de abril cerrando acuerdos en beneficio de los vecinos.
Por Víctor M. Feliú
x
vmfeliugacetaslocalescom/7/7/22
jueves 21 de abril de 2016, 11:00h
Con más público asistente que en la sesión anterior, las mismas buenas maneras y una agilidad importante en el desarrollo de la misma, el pasado martes se celebraba el Pleno de la Junta Municipal de Retiro correspondiente al mes de abril. Una sesión para corroborar que los cuatro grupos con representación se han propuesto en el distrito de Retiro aunar esfuerzos, desde las diferencias si es necesario, en beneficio de los vecinos, lo que se traduce finalmente en las modificaciones necesarias en los textos de las propuestas para intentar cerrar acuerdos y apoyos entre partidos, olvidándose de las siglas que representan, en beneficio de los ciudadanos.

Ejemplo de ello fueron algunas de las propuestas sobre las que se logró cerrar acuerdo, como la presentada por el grupo socialista para que se realice un estudio de viabilidad para el cerramiento de la terraza de la última planta del centro de mayores Pío Baroja, para ganar más espacio para sus socios, que contó con el respaldo de todos los grupos políticos.

En la misma línea, propuestas que pusieron sobre la mesa desde la bancada opuesta los portavoces del Partido Popular para pedir a las áreas competentes, por ejemplo, más bicicletas de BiciMad en el distrito o la mejora de las frecuencias de los autobuses de la EMT a su paso por Retiro, ante el aumento de la demanda. No depende de la Junta la llegada de las bicis. Tampoco que haya más autobuses. Pero todos los grupos estuvieron de acuerdo en que sería un beneficio para los vecinos y el Pleno, al completo, respaldó las dos propuestas.

Más acuerdos: un informe para comprobar si se está realizando el correcto mantenimiento en el edificio El Castillo, más otros dos colindantes, en el parque del Retiro, propiedad de la Agencia Estatal de Meteorología; o la petición socialista –al igual que la anterior– para que se estudie la viabilidad de ubicar en el distrito un proyecto piloto para el tratamiento de residuos eléctricos. Propuesta que salió adelante, a pesar de las dudas que suscitó en los demás grupos, por la falta de suelo y ante otras necesidades en Retiro.

Proposiciones relativas a la LGTBfobia –conjunta–, la necesidad de hacer un registro de animales pertenecientes a personas sin hogar del distrito –Ciudadanos–, reclamaciones sobre incumplimientos sobre la Dependencia –Ciudadanos–, espacios para diferentes colectivos con diversidad funcional –PSOE– o que las convocatorias de la Junta sean vespertinas –PP– fueron aprobadas, tras ser debatidas entre los distintos grupos políticos.

Rechazadas
Por el contrario, dos propuestas fueron rechazadas durante la sesión, una de ellas presentada por Ciudadanos sobre las actas de las mesas de contratación –ya regulado–; y una segunda del PSOE, que solicitaba el impulso desde la Junta de una Feria de Asociaciones en Retiro, que obtuvo el rechazo del PP y la abstención de Ahora Madrid.

Tensión por 'los sin nombre'

El único momento tenso vino en el turno de intervenciones de los vecinos. El concejal presidente de la Junta, Nacho Murgui, deja participar a todo aquel que quiera hacerlo, aunque no se haya solicitado con antelación, y en este punto, una vecina del distrito acusó a la Junta de querer cambiar el nombre al centro cultural Mercado de Ibiza. Murgui explicó que tanto ese, como los de Luis Peidró y Nave de Daoíz y Velarde, no son “nombres oficiales” de estos centros, pues nunca se aprobaron en el Pleno y sí el nombre con el que se les conoce. La Junta tiene intención de “abrir un espacio de participación para que sean los vecinos los que nombren a estos centros”. Murgui insistió en que “no es un cambio de nombre, pues no lo tiene”.

Las Nubes o el elevado de Pacífico

El único momento tenso vino en el turno de intervenciones de los vecinos. El concejal presidente de la Junta, Nacho Murgui, deja participar a todo aquel que quiera hacerlo, aunque no se haya solicitado con antelación, y en este punto, una vecina del distrito acusó a la Junta de querer cambiar el nombre al centro cultural Mercado de Ibiza. Murgui explicó que tanto ese, como los de Luis Peidró y Nave de Daoíz y Velarde, no son “nombres oficiales” de estos centros, pues nunca se aprobaron en el Pleno y sí el nombre con el que se les conoce. La Junta tiene intención de “abrir un espacio de participación para que sean los vecinos los que nombren a estos centros”. Murgui insistió en que “no es un cambio de nombre, pues no lo tiene”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios