local.cibeles.net

El concejal presidente de la Junta de Salamanca, Pablo Carmona, recibe a Gaceta Local para hacer balance de un año de gestión

"Hay que rascar metros sociales"

Pablo Carmona destaca en su balance tres líneas que, en su opinión, les definen: 'gobierno abierto, participación y transparencia'.
Ampliar
Pablo Carmona destaca en su balance tres líneas que, en su opinión, les definen: "gobierno abierto, participación y transparencia".
Por Víctor M. Feliú
x
vmfeliugacetaslocalescom/7/7/22
jueves 23 de junio de 2016, 09:46h
Hace un año, cuando no había pasado una semana de su llegada al despacho de Velázquez, 52, Pablo Carmona recibía a Gaceta Local, como concejal presidente de la Junta Municipal de Salamanca, y confesaba necesitar algo de tiempo para realizar una radiografía de un distrito que en su primera toma de contacto le estaba sorprendiendo, con conflictos ocultos y muchos prejuicios. Ahora, un año después, sentados en el mismo despacho para hacer balance de este primer año de mandato, al concejal de Salamanca no le duelen prendas al reconocer algunas sorpresas que se ha llevado al ir conociendo la realidad del distrito.

Algunas negativas, como “la pobreza oculta, vergonzante”, que le ha resultado “inesperada en un distrito con el nivel de renta que tiene”. Pero también algunas positivas, como la respuesta de los vecinos ante algunos de los procesos participativos abiertos, como las tres asambleas vecinales celebradas, las reuniones de presupuestos participativos o la gente que se ha involucrado activamente en el proceso para definir el uso del solar de la calle de Cartagena. Muchos le decían que en Salamanca no se participaba y Carmona defiende que “se ha demostrado que si se abren los canales, la gente los usa y lo hace de manera ejemplar”. Mención aparte merece aquí el Pleno de la Junta, que, tal y como prometió, vuelve a celebrarse por las tardes, con buena afluencia de vecinos y con la necesidad, eso sí, de agilizar las sesiones.

Pero en lo que seguramente no se llevó ninguna sorpresa este miembro del Observatorio Metropolitano de Madrid fue al constatar la falta de espacio en el distrito para la creación de nuevas dotaciones, sin duda, una de sus tareas que más tiempo se han llevado en estos 365 días. Y es que, a pesar de ser el de Salamanca un distrito consolidado, Carmona enumera una serie de iniciativas que, una vez ejecutadas, conseguirán ganar “metros sociales para políticas públicas”. Es el caso del acondicionamiento del centro de Servicios Sociales de Guindalera; un nuevo centro de Mayores en Núñez de Balboa, 40; nuevos servicios públicos en el antiguo cantón de limpieza de Jorge Juan; o un centro de Madrid Salud en un solar de la calle de Fundadores; además del solar de Cartagena y de insistir en este plan de “rascar metros sociales para mejorar el servicio público en el distrito”.

Oposición. Preguntado por el papel de los grupos de oposición en el distrito, Pablo Carmona no tiene una mala palabra para ninguno de ellos. Del PP, “desde la distancia ideológica que nos separa”, destaca el “trato cordial” y “el buen tono de los debates”. Coincide en su diagnóstico sobre partido socialista y Ciudadanos: “muy buena relación y –una vez más– trato cordial”.

Pide tiempo el concejal, eso sí, para ir viendo cuáles de estas iniciativas se van materializando, además de adelantar nuevas ‘ideas’ en esta misma línea, como unas posibles negociaciones con la Comunidad para crear una biblioteca en los antiguos locales de Metro en Castelló, lo que además conllevaría cierto reequilibrio entre barrios en materia de dotaciones públicas.

Otro campo de batalla, mejorar la convivencia entre determinadas actividades que se desarrollan en la vía pública y el descanso de los vecinos. Aquí, Carmona resume que en algunas zonas –avenida de Felipe II o plaza de Colón– se busca, “desde el diálogo con actores vecinales y empresariales”, racionalizar el uso, con un menor número de actos autorizados y la selección de aquellos que sean más respetuosos con los vecinos, generando las mínimas molestias, reconociendo que “hay actos que convienen al distrito”.

¿Socios para el Gobierno? Preguntado por la posibilidad de reforzar el Gobierno –Carmona preside las juntas de Salamanca y Moratalaz– con la entrada del grupo socialista, el concejal se muestra rotundo: “tal y como estamos, estamos bien”.

Si en lo laboral se muestra muy satisfecho Pablo Carmona del trabajo realizado, en lo personal confiesa haber vivido “un año muy intenso, con mucha presión mediática poniendo la lupa en cada detalle”, lo que piensa tener un lado positivo pero añora que no se hubiese realizado antes, para evitar muchas de las cosas que “pasaron desapercibidas”.

Galería. Pinche sobre la imagen para acceder a la galería

  • Pablo Carmona, un año al frente de la Junta de Salamanca

    Pablo Carmona, un año al frente de la Junta de Salamanca

  • Pablo Carmona, un año al frente de la Junta de Salamanca

    Pablo Carmona, un año al frente de la Junta de Salamanca

  • Pablo Carmona, un año al frente de la Junta de Salamanca

    Pablo Carmona, un año al frente de la Junta de Salamanca

  • Pablo Carmona, un año al frente de la Junta de Salamanca

    Pablo Carmona, un año al frente de la Junta de Salamanca

  • Pablo Carmona, un año al frente de la Junta de Salamanca

    Pablo Carmona, un año al frente de la Junta de Salamanca

  • Pablo Carmona, un año al frente de la Junta de Salamanca

    Pablo Carmona, un año al frente de la Junta de Salamanca

  • Pablo Carmona, un año al frente de la Junta de Salamanca

    Pablo Carmona, un año al frente de la Junta de Salamanca

  • Pablo Carmona, un año al frente de la Junta de Salamanca

    Pablo Carmona, un año al frente de la Junta de Salamanca

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios