local.cibeles.net

Antonio Béjar manifiesta la voluntad de “acuerdo y consenso” por parte de Distrito Castellana Norte

Para el presidente de DCN, Antonio Béjar, “los números relevantes son los de Madrid, los beneficios para la ciudad: la recaudación fiscal, la generación de empleo… DCN genera ingresos fiscales a las instituciones y las infraestructuras las paga el agente privado”.
Para el presidente de DCN, Antonio Béjar, “los números relevantes son los de Madrid, los beneficios para la ciudad: la recaudación fiscal, la generación de empleo… DCN genera ingresos fiscales a las instituciones y las infraestructuras las paga el agente privado”.

“La posición de DCN es negociadora y abierta en beneficio de los madrileños”

jueves 28 de julio de 2016, 11:34h
El presidente de Distrito Castellana Norte (DCN), Antonio Béjar, ha reafirmado en una entrevista concedida al programa La Brújula de Onda Cero que “nuestra posición es negociadora, abierta y favorable en beneficio del más de medio millón de personas que vive ahí [en el norte de Madrid]”.

Al ser preguntado por la relación que mantiene con las Administraciones y, más en concreto, con el Ayuntamiento de Madrid que ha bloqueado el proyecto, Béjar manifiesta que “desde DCN siempre hemos mostrado voluntad de acuerdo y de consenso porque esta es una actuación que solamente se puede llevar a cabo desde el consenso y el acuerdo con todas las partes implicadas: Ayuntamiento de Madrid, Comunidad de Madrid, Ministerio de Fomento y nosotros, que somos los concesionarios del Ministerio para la ejecución del proyecto”.

“Las administraciones implicadas fijan los plazos y las prioridades en la ejecución del proyecto”

En cuanto a los plazos de ejecución del proyecto Distrito Castellana Norte, Béjar ha aclarado que “la planificación de un proyecto de esta naturaleza, muy ambicioso y grande, no se puede hacer de otra manera que no sea en función de los plazos y de las prioridades que van fijando las Administraciones implicadas. Aquí el agente privado tiene poco que decir en ese sentido”. Y añade que “si las instituciones consideran que el Nudo Norte tiene que hacerse en el año uno, en el siete o en el diez, pues eso será lo que se haga. El Nudo Norte o cualquiera de las otras actuaciones que van aparejadas a esta actuación. Por lo tanto, no es este el problema”.

“Lo relevante son los beneficios para Madrid”

Antonio Béjar se ha mostrado contundente al responder sobre la rentabilidad del proyecto de DCN, indicando que “si no salieran los números, no estaríamos aquí”. El presidente de DCN ha dejado claro que la rentabilidad para el promotor existe, aunque sea muy justa, pero en realidad “los números relevantes son los de Madrid, los beneficios para la ciudad: la recaudación fiscal, la generación de empleo… Estos sí son números relevantes y salen muy bien. DCN genera ingresos fiscales a las instituciones, las infraestructuras las paga el agente privado”. También ha querido trasladar que “todavía ninguna institución nos ha dicho, ni tampoco el Ayuntamiento, cuál es el problema material que tiene este proyecto para que no pueda salir adelante. Todavía estamos a la espera”.

Durante la entrevista, ha surgido un tema de actualidad como es el Brexit y si Madrid debe tomar posiciones para atraer a las empresas que ahora están ubicadas en la City (Londres). En este sentido, Béjar ha afirmado que “Madrid debería aspirar a traerse muchas cosas de la City. Estoy absolutamente convencido que Distrito Castellana Norte es la herramienta perfecta para ello”.

El presidente de DCN también ha aprovechado para explicar que a lo largo de la historia del proyecto “sí han habido numerosos convenios firmados”. En este sentido, ha expresado que “en febrero de 2015 se firmó el convenio que regula la ejecución del plan una vez aprobado. Un convenio que se firmó con todas las partes implicadas: Adif, Renfe, Ministerio de Fomento, Comunidad de Madrid, Canal de Isabel II, EMT, Ayuntamiento de Madrid y DCN”.

DCN soluciona la falta de conexión actual de las redes ciclistas del norte

El uso de la bicicleta, ya sea de manera recreativa o como medio de transporte, cada vez suma más adeptos. En la Comunidad de Madrid existen unos 5.500 federados y una serie de rutas indicadas para la práctica del ciclismo como el Anillo Verde que circunvala la ciudad de Madrid y el carril bici de Colmenar Viejo. Ambas redes ciclistas transitan por el ámbito de actuación de DCN en distintos tramos y con una serie de problemáticas que con este proyecto consiguen solventarse.

Un hecho que supera en gran medida la intención del Ayuntamiento que solo contempla dotar a la ciudad de 5,6 nuevas vías, sin especificar si su desarrollo solucionará alguno de los problemas que estas tienen en el norte de la capital. Actualmente no existe conexión directa entre el Anillo Verde y el carril bici de Colmenar Viejo. La única manera consiste en atravesar el barrio de Montecarmelo mediante un largo rodeo, por lo que muchos ciclistas optan por tomar un atajo no habilitado y especialmente peligroso al producirse varios cruces con carreteras no señalizadas ni preparadas para tal fin.

Por su parte, el Anillo Verde circula por el ámbito en dos tramos. El primero se inicia en Las Tablas y atraviesa la playa de vías de la estación de Fuencarral a través de un túnel, que a su vez hace de conexión con el barrio de Tres Olivos. Este dispone de una iluminación muy deficiente y además convive con el tránsito de peatones. El segundo tramo, discurre desde el final del túnel hasta la carretera de Valverde donde encuentra un cruce a nivel regulado por semáforos y especialmente peligroso por la elevada intensidad circulatoria.

Soluciones DCN

Una de las soluciones que plantea DCN es aprovechar la remodelación del Nudo de Fuencarral para conectar definitivamente ambas redes ciclistas mediante la prolongación del Paseo de la Castellana y un nuevo paso elevado sobre la carretera de Alcobendas. Adicionalmente, se incorpora una nueva pasarela peatonal para el cruce de la carretera M-607 en el Nudo de Fuencarral.

Asimismo, el proyecto propone la extensión en 12,8 km de nuevos carriles bicis dentro del ámbito, que dispondrán de plataformas ciclistas reservadas y separadas con calzadas y aceras. Además de crear aparcamientos y estaciones del sistema BICIMad y aparcabicis para las bicicletas privadas. Una apuesta firme por fomentar el transporte sostenible y hacer del ciclista una prioridad en su modelo de ciudad.

Todas ellas son medidas que tendrán un efecto positivo en seguridad de los deportistas y en la calidad ambiental de Madrid al reducir la contaminación acústica y atmosférica, así como en su contribución para integrar zonas como Fuencarral y Las Tablas, hoy prácticamente inconexas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios