local.cibeles.net

Tras las obras de peatonalización

 (Foto: Actuaciones en la plaza de Ópera. (M. Hernández))
(Foto: Actuaciones en la plaza de Ópera. (M. Hernández))

Los viandantes 'toman' las plazas

Por Mamen Hernández
x
centrogacetaslocalescom/6/6/21
miércoles 22 de octubre de 2014, 12:40h

La Puerta del Sol rebosa viandantes un domingo cualquiera. Pasean azorados, con calma, se detienen a consultar su móvil, esperan a amigos, fotografían la calle o regalan alguna moneda a los mimos que congelan su cuerpo durante horas en la vía. Hace casi tres años que el Ayuntamiento de Madrid rehabilitó la céntrica plaza madrileña aumentando sus espacios peatonales a más de 10.400 metros cuadrados y dejando la circulación de los vehículos en un segundo plano. La nueva ordenación de la zona y su influencia turística la mantiene como uno de los espacios con más visitas de la capital.

Según datos del indicador Flickr de Turismo desarrollado por The Data Republic, la Puerta del Sol acumula 5.100 turistas por metro cuadrado, solo superada por la Plaza Mayor.

Visto así, no es de extrañar que hayan aumentado los espectáculos escénicos en la zona, así como la proliferación de mimos y muñecos animados, plato de gusto para la atracción turística. Para la asociación A pie, esta práctica atiende a espacios de esta índole y “fomenta la complejidad” de los mismos. Aporta “salud urbana porque genera potenciales espectadores”, explican desde el colectivo a Gaceta Local.

Es una situación que se advierte también en la plaza de Ópera, que fue reformada hace poco más de un año tras las obras ejecutadas en el metro. Patinadores, bailarines y actores hacen uso de esta zona para ofrecer sus actuaciones ante curiosos, familias y viajeros que visitan la plaza.

Dureza
No obstante, los espacios rehabilitados siguen siendo “intervenciones duras” en cuanto a su actuación urbanística. Si para A pie el aumento de áreas peatonales es “positivo”, la concepción del espacio responde a un afán “mercantilista” con el fin de “sacar rendimiento” al suelo público. El colectivo afirma que “cuando se empiezan a eliminar elementos necesarios” como bancos, arbolado o fuentes públicas, se obliga al ciudadano a consumir en bares o establecimientos tanto para buscar asiento o quitarse la sed. Quizá por ello la fuente de la Puerta del Sol haya quedado finalmente para servir como banco y dar respiro a los viandantes mientras esperan, o a los turistas para tomarse un descanso de sus paseos.

Características urbanísticas parecidas presenta la plaza de Callao tras sus obras. La actuación dejó un entorno vacío de coches, pero las ocupaciones son ahora de otro tipo. La Asamblea Ciudadana del Barrio de Universidad (ACIBU) mostró su malestar a esta publicación porque el espacio sirve “para alquilarlo a empresas privadas”. “Deberían estar cuidadas para el ciudadano y no para algunas entidades”, señalan desde la asociación de centro. Así, en la plaza de Callao cada vez es más frecuente encontrar eventos patrocinados, que lejos de convencer a los colectivos, mueven a sus críticas porque quitan espacio a los peatones. “Ello no repercute en la ciudad para nada”, sentencia ACIBU.

Fuentes de la Junta Municipal del distrito de Centro explicaron a Gaceta Local que “dependiendo de la actividad” se concede la licencia de ocupación en este espacio cuyos precios públicos por metro cuadrado se recogen en la Ordenanza Fiscal Reguladora de Tasa por Utilización Privativa o Aprovechamiento Especial del dominio público local. Las fuentes señalaron que hay que diferenciar entre una “acción municipal” y una de promoción en la vía pública. En este último caso, habría que aplicar a su vez la Ordenanza de Publicidad Exterior a la actividad.

Este tipo de ocupaciones, así como la falta de mobiliario urbano y de arbolado es frecuente en el nuevo urbanismo municipal. Ante las primeras quejas emitidas por la “aridez” que presentaban las nuevas plazas, el Ayuntamiento contestó diciendo que estos espacios no funcionan como ámbitos estanciales, sino lugares de paso. Una funcionalidad que no casa con las ideas de distintas asociaciones, que aunque contentas con la peatonalización, prefieren espacios destinados a la estancia, lo que a su juicio,  faciliten la convivencia entre vecinos de la zona.  

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(1)

+
1 comentarios