local.cibeles.net

Los profesionales de la psicología pueden ayudar a las víctimas y a los agresores

‘Bullying’: qué es y qué hacer

‘Bullying’: qué es y qué hacer

viernes 28 de abril de 2017, 09:30h
Centro de Psicología AKANA
C/ Evaristo San Miguel, 7 bajo B. (Metro Ventura Rodríguez)
CITA PREVIA: Tlf. 644 744 720


Según datos oficiales, un 9,3% de la población escolar sufre lo que se denomina bullying o acoso escolar y estas cifran crecen cada año. El uso de las nuevas tecnologías facilita a los agresores continuar con su acoso desde el anonimato.

En una situación de acoso existen el acosado y el acosador, pero también los observadores que, siendo conocedores de la situación, permiten que esta continúe, por lo que se les podría considerar como acosadores pasivos. Hay que dar herramientas a los colegios y fomentar la prevención también desde el hogar, con información, generación de empatía, enfásis en resolución de conflictos, la autoestima y el control de la impulsividad y la ira, así como la concienciación para que denuncien estas situaciones.

Para detectarlo, podemos estar atentos a varias señales. Las víctimas pueden mostrar síntomas como depresión, miedo, ansiedad, intranquilidad, descenso del rendimiento escolar, evitaciones (no querer ir al colegio, no contestar al teléfono, dejar de salir...) y conductas autodestructivas. Además, suelen tener un grupo de amigos reducido o inexistente, lo que contribuye a que les cueste pedir ayuda. En los acosadores se han encontrado comportamientos comunes: el abuso de la fuerza como único instrumento en la resolución de conflictos, falta de empatía, baja tolerancia a la frustración, dificultad para aceptar las normas, poca autocrítica, ausencia de sentimiento de culpa, falta de habilidades alternativas a la agresividad y búsqueda de protagonismo.

No solo las víctimas necesitan terapia. Si una familia detecta que su hijo está realizando bullying, es conveniente también que realice una terapia. Es muy importante que no aprenda la agresión como forma de relacionarse con los demás en la etapa adulta: es importante detectar y frenar estas actitudes, que son el caldo de cultivo de formas de comportamiento inadecuadas en etapas posteriores, como el acoso laboral y la violencia de género.

Un profesional de la psicología puede enseñar a las víctimas estrategias para afrontar estas situaciones, manejar su ansiedad y mejorar su autoestima, entre otras habilidades; y a los agresores, formas de controlar sus impulsos, de resolver problemas, herramientas para cambiar su actitud negativa de los demás y relacionarse con sus iguales de una forma sana. Pueden leer el artículo completo en www.akanapsicologia.com.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios