local.cibeles.net

HOSPITAL QUIRÓNSALUD SAN JOSÉ

El procedimiento con láser selectivo para trabeculoplastia es una terapia simple y efectiva, que dura unos cinco minutos, es indolora y no produce efectos secundarios.
El procedimiento con láser selectivo para trabeculoplastia es una terapia simple y efectiva, que dura unos cinco minutos, es indolora y no produce efectos secundarios.

El láser selectivo para la trabeculoplastia es una alternativa sencilla y cómoda contra el glaucoma

viernes 12 de mayo de 2017, 11:55h
Cuando se bloquea la salida del humor acuoso –líquido transparente producido constantemente para nutrir las estructuras internas del ojo-, se incrementa la presión intraocular y aparece el glaucoma, una neuropatía óptica que es preciso tratar, como subraya el doctor Nabil Ragei Kamel, jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital Quirónsalud San José.

“Habitualmente, los tratamientos se han dirigido hacia tres opciones: medicamentos, cirugía y láser de argón. Todas esta terapias presentan efectos secundarios, aunque su uso está recomendado en según qué casos”, continúa el doctor Ragei Kamel, quien destaca una alternativa sencilla y cómoda que ya utiliza su equipo en el centro hospitalario madrileño: el SLT, láser selectivo para la trabeculoplastia.

El SLT usa micropulsos de luz de baja energía dirigidos de forma selectiva a las células pigmentadas del trabeculo, lo que produce una regeneración natural de las mismas. Para aplicarlo se emplea un microscopio diseñado específicamente para tal fin.
Así, este proceso mejora la capacidad de drenaje del ojo y, consecuentemente, se produce una reducción de la presión intraocular.

“Toda la estructura que rodea las células eliminadas, así como al resto de células no pigmentadas, no experimenta daño alguno. Es una terapia simple y efectiva que apenas dura unos cinco minutos, además de ser indolora y no producir efectos secundarios ni daños en el ojo por los que preocuparse”, subraya este especialista.
Entre sus múltiples ventajas, el procedimiento con láser selectivo para trabeculoplastia, al no ser térmico ni invasivo, puede ser repetido si así fuera necesario, algo que no ocurre con otras técnicas con láser.

“El SLT reduce una media de un 25% la presión intraocular en un 75-85% de los pacientes tratados”, recalca el doctor Ragei Kamel, quien aconseja este tratamiento en los casos de pacientes con glaucoma de ángulo abierto, seudoexfoliativo, pigmentario o juvenil; de individuos que no toleran la medicación o que quieren combinar los medicamentos con el SLT; y de quienes no han respondido a la trabeculoplastia con láser de argón.

Más información, pueden ponerse en contacto con el Hospital Quirónsalud San José, a través del teléfono 902 02 47 47 y en la web www.quironsalud.es

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios