local.cibeles.net

Entrevista con el nuevo portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida

Entrevista con José Luis Martínez-Almeida, nuevo portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Madrid
Ampliar
Entrevista con José Luis Martínez-Almeida, nuevo portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Madrid

“Ni capacidad, ni fuerza, ni autoridad”

Por Víctor M. Feliú
x
vmfeliugacetaslocalescom/7/7/22
jueves 08 de junio de 2017, 10:05h
José Luis Martínez-Almeida apuesta porque el Partido Popular es una "alternativa de Gobierno, desde ya" y carga en su primera entrevista con Gaceta Local como portavoz municipal de los populares contra la "incapacidad de gestión e improvisación" del equipo de Gobierno de Manuela Carmena.
Martínez-Almeida, en un momento de su entrevista con Gaceta Local.
Ampliar
Martínez-Almeida, en un momento de su entrevista con Gaceta Local.

Madrileño del 75. Abogado del Estado desde 2001. Número 3 en las listas con las que el Partido Popular se presentó a las elecciones municipales de hace dos años. Portavoz de los populares en el Ayuntamiento de Madrid desde el pasado 28 de abril, después de la marcha de la hasta entonces portavoz Esperanza Aguirre y tras imponerse a Íñigo Henríquez de Luna, número 2 y sucesor natural de Aguirre, al conseguir 10 apoyos de los 20 concejales municipales, frente a los ocho que respaldaron a Henríquez de Luna.

Pato cojo’ es una expresión utilizada en Estados Unidos para definir las limitaciones con las que se encuentran los presidentes de aquel país en sus dos últimos años de su segundo mandato, al saber que no podrán repetir en el cargo. Para el popular, la alcaldesa “es un pato cojo porque sus concejales ya saben que ella no repite, aunque yo no me fío, y van a buscarse la vida y demostrarle que ellos no han venido para arreglar farolas... y en estos dos años se lo van a demostrar”.

Hoy, poco más de un mes después, José Luis Martínez-Almeida tiene su agenda sin huecos libres, ha debutado representando a los suyos en el Debate sobre el Estado de la Ciudad, ha puesto 10 medidas concretas encima de la mesa e, incluso, ha liderado el abandono al completo de su grupo en una sesión plenaria en el Palacio de Cibeles, denunciando los insultos del concejal de Ahora Madrid Carlos Sánchez Mato y asegurando que “queda roto cualquier tipo diálogo institucional con este gobierno” hasta que se produzca una “rectificación pública por parte de Sánchez Mato”.

Sin olvidarse de su antecesora, de la que señaló que “va a seguir siendo un referente”, Martínez-Almeida tiene claro que “los principales problemas de Madrid son los que llevamos denunciando dos años y que este equipo de Gobierno no tiene la capacidad de resolver”. Por orden de citación: limpieza, estado de conservación de la ciudad, incapacidad para ejecutar el presupuesto y líos internos.

Y es que para el nuevo portavoz de los populares en Cibeles, “por mucho que se niegue, hay un problema grave de limpieza en la ciudad, se han intentado diversas soluciones pero sin dar resultados”, lo que lleva a Martínez-Almeida a reflexionar sobre otro de los ‘males’ de este equipo de Gobierno, al que considera “incapaz de gestionar”.

“No tiene ningún sentido que te vanaglories de aumentar el gasto corriente, si no eres capaz de ejecutarlo, con obras muy necesarias y que afectan a la vida diaria de los madrileños”.

Incapacidad, a su opinión, que se ve acrecentada por “el cuarto problema, que además tendrá trascendencia definitiva de aquí a que termine la legislatura, que son los líos internos que tienen en el equipo de Gobierno. Es obvio que el cruce de denuncias no puede sino afectar al buen gobierno de la ciudad y genera distorsiones en dedicarnos a solucionar los problemas de los ciudadanos, que no piden soluciones improvisadas, sino una ciudad limpia, poder circular por distintos medios, menos contaminación... cuestiones muy básicas en la vida de los madrileños y que el equipo de Gobierno no tiene capacidad de gestionar. Ellos están en que les quedan dos años y tienen que demostrar a su electorado que no vinieron únicamente a gestionar bien esta ciudad sino a hacer una revolución ideológica, lo que ellos siempre identificaron como asaltar los cielos”.

Incapacidad de gestión e improvisación. Martínez-Almeida lo tiene claro, el mejor ejemplo de la improvisación del actual equipo de Gobierno es la recién anunciada ‘peatonalización’ de Gran Vía, que requería de “un debate sosegado multidisciplinar, teniendo en cuenta al comercio, vecinos, diseño de ciudad, urbanismo... porque la decisión va a afectar a la fisonomía de la ciudad y no se ha hecho porque tienen prisa, les quedan dos años y lo hacen por puro cálculo electoral y de manera improvisada”.

Nueva oposición
Frente a estos males, Martínez-Almeida reconoce que su grupo ha hecho “una buena oposición”, pero que “desde este momento los madrileños van a poder percibir que aquí hay una alternativa de Gobierno, de un partido que se preocupa por ellos y por sus problemas. Sabemos lo que queremos y creemos que nuestro proyecto de ciudad es objetivamente mejor, así que después de dos años en los que hemos podido analizar cuáles son las políticas que está aplicando Ahora Madrid, ha llegado el momento de que los madrileños perciban que frente a ese modelo, agotado, hay un nuevo modelo para esta ciudad: el del Partido Popular”.

A partir de aquí, reconoce su primera labor “es la de denunciar, queremos decirle a los madrileños cuáles son los problemas que tiene este equipo de Gobierno y, a partir de ahí, cuáles son las soluciones: contraponemos propuestas, contraponemos soluciones”.

En esa primera labor se detiene para denunciar que “no vale estar continuamente echando la culpa al Partido Popular, Ahora Madrid tiene que asumir sus propias responsabilidades. La alcaldesa no se fía de sus concejales de distrito, al menos de algunos y por eso, por ejemplo, no puede descentralizar. No reman todos en el mismo sentido, no es que tengan opiniones distrintas ante determinados problemas, es que tienen visiones tan distintas que les impiden remar en la misma dirección”.

Otra denuncia, uso partidista que se hace de los procesos participativos: “No preguntan para saber qué quiere la gente sino para refrendar la decisión que ya han tomado. Los ciudadanos deben estar implicados, pero no pueden deslegitimar un tipo de democracia –la representativa– frente a otra –la participativa–, no ejecutando acuerdos de los plenos pero sí ejecutando que dos mil madrileños digan que hay que quitar el nombre del Rey de un parque. Ponen en marcha los procesos que les convienen, con preguntas teledirigidas y hay que establecer un quorum y fiabilidad en los procesos”.

Sobre el papel de las juntas de distrito
Sobre la descentralización de competencias, el único punto en el que para el portavoz popular Ahora Madrid tenía el apoyo unánime, asegura que “no se ha hecho absolutamente nada”. Martínez-Almeida lo tiene claro: que los concejales de distrito asuman las competencias de obras e infraestructuras dentro de su distrito, que si hay que arreglar una acera, la junta tenga la capacidad política y presupuestaria para hacerlo inmediatamente; que los distritos sean interlocutores con las empresas de limpieza; y que recuperen la gestión de licencias.

Entrevista con José Luis Martínez-Almeida, nuevo portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Madrid
Ampliar
Entrevista con José Luis Martínez-Almeida, nuevo portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Madrid
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios